La fusión de la Institución Educativa (IE) Cazuca con la Gabriel García Márquez reventó el hilo. Además algunos docentes dicen que no se debieron habilitar los convenios educativos porque aún hay aulas desocupadas en colegios públicos de Soacha. Alcalde Saldarriaga responde.

La Subdirectiva del Magisterio de Soacha denunció el incumplimiento de los acuerdos establecidos entre la mesa de negociación de la I. E. Cazuca y la Secretaría de Educación, e hizo varias solicitudes al gobierno municipal:

1. Modificación de la resolución 2781 del 27 de diciembre  de 2019 que fusionó arbitrariamente la I. E. Cazuca con la Gabriel García Márquez. Exigimos derogar el artículo tercero de dicha  resolución.

2. Respeto a la  autonomía de la institución educativa con el nombramiento del Rector, respetar su matrícula, docentes y estudiantes.

3. Exigimos la derogatoria de las resoluciones que trasladan arbitrariamente a la docente Laura Rojas (delegada y representante sindical),  y a la orientadora Nayibe García Galeano por parte de la Secretaría de Educación Municipal, lo que se configura en una retaliación y persecución contra toda libertad de organización y derecho.

4. Ampliación de su matrícula, ya que tiene 10 aulas desocupadas en la mañana y 4 en la tarde.

5. Nombramiento de 2 docentes faltantes (no apertura de convenios con colegios privados del sector) y el  cumplimiento de los acuerdos firmados entre la administración y las organizaciones sindicales en el año 2019 bajo el decreto 160 de 2014.

Reiteramos nuestro rechazo a la fusión de colegios públicos, dejando de lado los procesos organizativos institucionales del PEI, SIE, procesos de orientación y padres de familia, lo que deja en un limbo la situación de los docentes y su sede de trabajo, sin tener comunicación con dicha comunidad”.

Responde el alcalde Juan Carlos Saldarriaga

Frente al señalamiento que hace la comunidad educativa de la IE Cazuca, al asegurar que el municipio hace caso omiso a sus peticiones,  el mandatario dijo que no es cierto y recordó que hace 15 días se reunió con ellos en el marco de la mesa del Plan de Desarrollo, los escuchó y les contó lo que estaba pensando.

“Soy un convencido que es una lucha justa, pero la solución no está en manos del alcalde, está en manos del Ministerio de Educación. Hoy tenemos 24 rectores y 24 trabajadoras sociales  para 64 instituciones educativas; lo que ellos están exigiendo es como si yo fuera alcalde de 64 municipios, no alcanzo a atender a Soacha, mucho menos a los demás. Lo mismo pasa con el rector, no tiene tiempo para dedicarse a uno solo, se sienta dos horas  en un colegio y corra para el otro, entonces la solución no depende de mí. Le estamos exigiendo al Ministerio que cumpla y dando la lucha para que nuestra ciudad sea reconocida con el fin de que el gobierno trate con respeto y dignidad la educación de la ciudad”, finalizó.