En el parque principal de Soacha se llevó a cabo el cierre de la semana por la paz, la cual tuvo como eje central llevar un mensaje a los jóvenes del municipio quienes también fueron los protagonistas de la clausura de la actividad.


Después de una semana de arduo trabajo articulado entre Secretaría de Gobierno, Policía y el movimiento God in the Street, concluyó el evento que recorrió diferentes instituciones educativas del municipio.

“La actividad ha tenido éxito en las diferentes instituciones en donde se ha realizado esta campaña interinstitucional, se ha dado un mayor impacto y se le ha llevado un mensaje positivo a los jóvenes. Además se les ha llevado la oferta de programas de nuestra institución y de la administración municipal. No es fácil llegar a los jóvenes, ellos son apáticos especialmente ante la policía, pero nuestro trabajo lleva varios años y poco a poco hemos ido ganando la confianza en los muchachos, queremos que ellos se den cuenta que nosotros los apoyamos y queremos que sean buenos ciudadanos”, expresó el patrullero William Ibáñez, coordinador del programa policial Jóvenes a lo Bien.

Uno de los encargados de llevar su testimonio a los estudiantes de instituciones educativas fue Andrés Cagua, un joven soachuno de 26 años quien creció sin sus padres, trabajó desde niño y a los 14 años ingresó al mundo de las drogas en donde consideró que desde ahí empezó a destruir su vida y sus sueños, estaba desmotivado y creía que su vida no tenía sentido. Hace dos años se sintió acorralado y por su cuenta decidió buscar ayuda, la cual encontró en la iglesia.

“Esta jornada es positiva porque se han unido diferentes fuerzas municipales, si estamos divididos jamás pasará algo, el trabajo fue bien recibido tanto en los colegios y en las calles en donde se llevó no sólo el concierto, sino también la palabra y el mensaje de prevención del uso de drogas y delitos sexuales. Los jóvenes son un poco escépticos pero con mi testimonio quise decirles que la calle no ofrece nada bueno, se destruyen los sueños, por eso les digo que busquen otros caminos”, afirmó Cagua.

Desde Chile y Perú también se contó con participación de artistas hip-hop quienes también quisieron transmitir su arte a los jóvenes de Soacha.

“Nosotros queremos extender el amor de Dios y decirle a los jóvenes a través de la música que Dios los ama, nosotros arreglamos nuestras vidas a través de Dios. Hablamos sobre las drogas psicoactivas, relaciones sexuales prematuras, embarazo prematuro; nosotros no nos drogamos pero tuvimos un hijo a los catorce años y sabemos que con un buen consejo los jóvenes pueden modificar su estilo de vida”, manifestaron los artistas extranjeros, quienes han venido ya varias veces al municipio.

La idea de la semana fue impactar la vida de muchos niños, jóvenes y adolescentes a través del arte, según los organizadores, el objetivo se logró.

“Vimos una semana llena de música, hip-hop, arte y jóvenes. No se perdió el tiempo sino que se ganó la oportunidad de acercarse a muchas vidas de jóvenes, niños y adolescentes. Esto está dirigido a ellos para que a través del mensaje cambien su estilo de vida, esto no termina hoy, empieza la oportunidad de trabajar por ellos”, expresó A. C Jordan, quien hace parte del movimiento God in the streets.