Se dio a conocer por parte del ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, y el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, el proyecto de construir un embalse que beneficiaría a los habitantes de municipios como La Mesa, Apulo y Anapoima, que tendría un costo aproximado de 40 mil millones de pesos.


En una reunión entre los dos funcionarios se concretaron los términos de la obra que traería beneficios para cerca de 170 mil habitantes de los municipios aledaños que se encuentran en este momento en alerta roja por desabastecimiento de agua frente al Fenómeno del Niño que se presenta en el país.

Este embalse se construirá a través de una alianza público privada, contando con el apoyo del Ministerio de Hacienda, la Gobernación de Cundinamarca y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), para dar el cierre financiero y que sea un privado quien estructure el proyecto.

Este nuevo embalse sería adicional a la obra del acueducto de la Mesa-Anapoima, que ya fue adjudicado por un valor de 21 mil millones de pesos, y que proveerá de agua a unos 40 mil habitantes de estos dos municipios a partir de 2017.

El próximo 20 de enero se conformará un comité de Gestión de Riesgo entre el Ministerio y la Gobernación con el acompañamiento de las autoridades de la región para definir este tema y la posibilidad de llevar acabo otros proyectos para garantizar el recurso hídrico en los más de 40 municipios del departamento en emergencia.

Fuente:Elespectador.com