Tras cuatro años de labor, el 15 de enero se despidió de su cargo María Evelia Cubillos. Entregó al nuevo contralor la entidad certificada en calidad, con procesos de auditoría al día y un informe de gestión con logros, recomendaciones y asuntos pendientes.


Luego de un proceso riguroso de empalme, la Contralora saliente agradeció a su equipo de trabajo el acompañamiento a sus cuatro años de labor, esto a través de un ameno almuerzo del grupo. El sentimiento que embarga su despedida es la tranquilidad de haber cumplido su labor y la gratitud a la comunidad, funcionarios y a todos quienes fueron actores durante su periodo 2012-2015.
Así habló la Contralora saliente María Evelia Cubillos:

“Me voy satisfecha, considero que el deber se cumplió, así como los doce objetivos propuestos en nuestro plan estratégico institucional 2012-2015 ‘Control Fiscal transparente y con resultados de frente a la comunidad’.

Agradezco a los funcionarios y contratistas que estos cuatro años me acompañaran y permitieron que la entidad se entregue al día en el ejercicio del control fiscal a nuestros puntos de control, a saber:

-Alcaldía municipal
-IMRDS
-Personería
-Concejo
-ESE
-Curadurías 1 y 2
-Secretaría de Salud
-Secretaría de Educación

Estos puntos quedaron auditados al 100% en el 2015, lo que quiere decir que se verificó la gestión de dichos entes durante el 2014.

Dejamos una entidad certificada en calidad, pues recibimos por parte del ICONTEC los resultados de nuestra última auditoría al sistema de calidad y determinaron 0 recomendaciones y 0 hallazgos, por eso mi recomendación es que la Contraloría continúe certificada en los próximos cuatro años. Esperamos que se permita seguir con prácticas de mejoramiento continuo, con la cultura de hacer las cosas cada día mejor para que la entidad no pierda la certificación de calidad.

Me voy satisfecha del deber cumplido y agradecida con el tribunal superior del distrito judicial de Cundinamarca, ya que fue el último ejercicio que hicieron las altas cortes para ternar los contralores territoriales del país, esta facultad fue eliminada en reforma política. Para poder ser Contralora, el tribunal evaluó mi hoja de vida y me dio un puntaje de 91/100 para ser ternada y así el concejo municipal 2012-2015 depositara su confianza en mí, por eso también les agradezco a ellos.

Se cumplió con rigor el ejercicio de la función misional a mí encomendada, se deja una entidad reconocida por la comunidad, internamente modernizada, un grupo de profesionales comprometidos en el ejercicio transparente del control fiscal. Quedan muchas satisfacciones y fue una gran oportunidad conocer a Soacha, poderle servir y tener grandes experiencias a nivel personal, profesional y laboral; lo que sin duda me abrirá nuevas puertas. Donde quiera que me encuentre ayudaré a Soacha y coadyuvaré en ese ejercicio del control fiscal y el ejercicio en sí de la función pública.

Hay algunas insatisfacciones también, pues durante el ejercicio del cargo se presentaron quejas, denuncias, situaciones que terminaron siendo de carácter personal y que ya no tienen nada que ver con la función institucional, pues esta con absoluta certeza se hizo responsablemente, siendo acorde con el eslogan de la entidad.

Agradezco también a los funcionarios de entidades sujetas a control fiscal, pues todo se hizo de manera respetuosa, coordinada y atendiendo hallazgos y recomendaciones que se realizaron durante estos cuatro años.

Para terminar, ya se está realizando el empalme con el nuevo contralor, cada una de las dependencias de la Contraloría presentó un completo informe de logros, gestiones y temas pendientes. Ahora su labor es realizar el control correspondiente al año 2015 y subsiguientes”.