El Ministerio de Justicia y el Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) declararon la emergencia carcelaria en todo el país. Esto después de los amotinamientos que se presentaron en varias cárceles del país en la noche del pasado sábado y que dejaron un saldo trágico de 24 muertos y más de 80 personas heridas.

En el documento se ponen de presente las medidas para descongestionar todos los centros carcelarios y penitenciarios por el grave hacinamiento, el riesgo de contagio del coronavirus y evitar que se presenten alteraciones del orden público.

En este punto se avalarán las peticiones presentadas por la Procuraduría General y la Defensoría del Pueblo para que se les modifique la medida de aseguramiento que tienen los internos con más de 70 años y las madres gestantes y/o cabeza de familia.

Esta decisión se tomó teniendo en cuenta el artículo 168 de la ley 65 de 1993 que establece que cuando se presentan graves situaciones de salud y de orden sanitario, o que las condiciones higiénicas no permitan la convivencia en el lugar, o ante la inminencia o el acaecimiento de la calamidad pública”, así como afecciones al orden y seguridad penitenciaria y carcelaria y/o a la falta de prestación de servicios esenciales y/o los nieles de ocupación que afecten los derechos fundamentales de los privados de la libertad.

En la resolución 001144 del 22 de marzo de 2020 se señala que es de conocimiento público la pandemia por la propagación del coronavirus y los protocolos de salubridad que se han fijado para evitar el contagio en todo el país y las alteraciones al orden público que se han presentado en las últimas horas en diferentes centros carcelarios.

Por su parte, la ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, aseguró que se retomó el control de los centros carcelarios y penitenciarios en el país. Las pruebas recolectadas hasta el momento han permitido inferir que los amotinamientos se presentaron por un “plan criminal de fuga masiva” que fue coordinado por varios internos utilizando los celulares.

La Ministra indicó que se conocieron unos audios en los que se fija el amotinamiento y el ataque a los custodios del Inpec para fugarse. “Trece amotinamientos a la misma hora (…) Se coordinaron vía celular”. 

Cabello Blanco señaló que un custodio del Inpec está gravemente herido después que lo golpearan fuertemente en la cabeza y lo atacaran para quitarle su arma de dotación, lo que le provocó la amputación del dedo de una de sus manos.

La jefe de la cartera de justicia indicó que se están tomando medidas para controlar el tema del uso y porte de los celulares en los centros carcelarios y penitenciarios. Pese a lo que se ha hecho, reconoció, ha sido casi imposible controlar este caso de corrupción interna. 

 “El tema de los celulares nos causa grandes dolores de cabeza. Les quitamos 100 o 200 celulares, pero a las pocas horas tienen nuevamente celulares”, manifestó la Ministra.

El próximo martes, el presidente Iván Duque adelantará una reunión virtual con el Consejo Superior de Política Criminal para evaluar soluciones ante esta emergencia. 

Fuente: Sistema Integrado Digital