No de otra forma podría llamarse el acto de votación de la moción de censura de los miembros de la coalición de gobierno en el congreso, que más que ratificar a un pésimo ministro en el cargo, lo que ha hecho es burlarse en forma descarada del pueblo colombiano.


Cómo llamar de otra forma este sainete?, Seguridad democrática y confianza inversionista?

Ni esta moción, ni ninguna otra prosperará contra la poderosa maquinaria del gobierno del presidente Uribe.

No obstante todo el aparato del establecimiento en contra de la moción de censura contra el ministro, la mayoría de los colombianos, sobre todo los campesinos sin tierra, los pobres y hasta los medianos propietarios, que supuestamente han sido objeto de la mayoría de beneficios del proyecto A.I.S, saben que en el fondo el problema agrario en Colombia pasa por la ejecución de una verdadera y profunda reforma agraria como solución estructural definitiva al problema alimentario y productivo del país, y no de una política, que como lo denunció ya la prensa y lo demostró la oposición, pretendía continuar favoreciendo y privilegiando poderosos sectores y círculos empresariales.

Esperemos que con el tiempo la prensa, los órganos de control o la oposición, como suele ocurrir ahora con tanta frecuencia, no denuncien que el voto de los congresistas de la coalición de gobierno, que en un principio apoyaron la moción al ministro, no haya sido silenciada a cambio de dádivas o cargos burocráticos, pues no se explica cómo algunos miembros de los partidos de la coalición de gobierno que habían adoptado una posición, no solo digna sino honesta y firme, frente a la moción de censura, hayan cambiado de opinión.