Una joven de 21 años denunció hoy que fue violada y drogada por seis agentes de la Policía Nacional que prestaban servicio en la subestación del barrio Compartir del municipio de Soacha.


Tan pronto se conoció el hecho, los altos mandos de la Policía hicieron presencia en la subestación de Compartir, en cabeza del Coronel Fabio Castañeda Mateus, comandante de la policía de Cundinamarca, quien aseguró estar dando el máximo de importancia a la denuncia realizada por la víctima; en compañía de la delegación policiva se presentó la DIJIN y el CTI con el fin de acelerar la investigación, garantizar la imparcialidad y darle prontitud para esclarecer los hechos mencionados.

Según indagaciones realizadas por la dirección de investigación criminal y la dirección de inteligencia se constató que la denuncia por abuso sexual fue instaurada el día sábado en horas de la mañana y recibida por personal del Cuerpo Técnico de Investigación en la URI de Soacha; el supuesto hecho tuvo lugar a las dos de la mañana del pasado sábado 14 de noviembre en las instalaciones de la subestación de policía de Compartir. “Se corrobora la versión que la joven de 21 años se encontraba en un alto grado de alcoholemia”, informó el Mayor Carlos Jacinto Castellanos, comandante de la policía de Soacha.

Para dar garantía a los derechos humanos, el personero del municipio Fernando Escobar acompañará las indagatorias que se realicen dentro del trámite de investigación disciplinaria. Se tendrán en cuenta versiones de quienes estuvieron directamente involucrados con el hecho y se espera que en el transcurso del fin de semana se pueda conocer qué pasó en realidad, mientras se investiga sobre la conducta de seis auxiliares y dos policías de carrera que se encontraban en las instalaciones de la subestación, para poder definir qué tipo de responsabilidad existe.

“No se había conocido alguna queja como esta, sorprende y preocupa lo que está ocurriendo y se esperan los resultados”, dijo el personero municipal.

El Coronel Castañeda recalcó la cero tolerancia de los actos no éticos de cualquiera de los funcionarios de la policía nacional, “por eso el compromiso es grande con la comunidad y se adelantará el proceso penal y disciplinaria según sean los resultados que arrojen dichas investigaciones”. De la misma manera invita a la comunidad del sector para que se acerque a la oficina del comando de la policía de Cundinamarca y colaboren con testimonios y pruebas acerca del caso a investigar.