La mayoría de la publicidad exterior visual decomisada es de constructoras que anuncian nuevos apartamentos y casas en las afueras de Bogotá. El operativo contó con el apoyo de la Policía Ambiental y Ecológica y jóvenes del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron).


La transitada calle 80, entre la avenida 68 y el río Bogotá, ahora luce menos contaminada. La razón, un operativo de desmonte de publicidad exterior visual ilegal realizado por la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) en días pasados.

En compañía de personal de la Policía y el Idipron, la Secretaría de Ambiente desmontó 164 elementos publicitarios ilegales, entre pendones, pasacalles y avisos que invadían andenes, postes y el espacio público de la calle 80.

En total fueron “dados de baja” 134 pendones, 10 pasacalles y 20 avisos en espacio público.

Los pendones y pasacalles que fueron desmontados eran de varias constructoras, que anuncian apartamentos y viviendas a las afueras de Bogotá.

Ahora, la SDA les abrirá el respectivo proceso sancionatorio a las constructoras por contaminación visual, que les podría acarrear multas de hasta 5 mil salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Además, las constructoras deberán cancelar el costo del traslado y desmonte de los elementos ilegales, que equivale a $283.000 aproximadamente.

El Secretario Distrital de Ambiente, Néstor García, manifestó que en Bogotá solo se permiten pendones y pasacalles que anuncien un evento cultural, artístico, político o deportivo, que deben contar con el registro de la Alcaldía Local correspondiente.

Los pendones y pasacalles tienen como finalidad anunciar de manera temporal una actividad o la promoción de comportamientos cívicos. Los demás, como es el caso de los que utilizan las constructoras para promocionar sus viviendas son considerados ilegales.

En cuanto a los avisos, la normatividad permite uno por cada establecimiento, ubicada en el antepecho y que no exceda el 30 por ciento de la fachada ni cubra puertas ni ventanas. Además debe contar con el registro de la Secretaría de Ambiente.

La SDA seguirá realizando estos operativos de desmonte por las zonas más críticas de Bogotá, con el fin de limpiar la ciudad y sancionar a los que incumplan con la normatividad ambiental vigente.