Con el proyecto SuperÉtnica se busca fortalecer la presencia institucional y promover la participación ciudadana se beneficiarán cerca de 10.000 habitantes de estas comunidades y resguardos.


Con el propósito de fortalecer e incrementar la presencia institucional y promover la participación ciudadana, la Superservicios adelanta el proyecto SuperÉtnica en algunas comunidades indígenas y afrodescendientes de los departamentos del Casanare, La Guajira, Nariño, Bolívar y Antioquia.

La superintendencia está haciendo un estudio del acceso y el uso de los servicios públicos domiciliarios en estas comunidades, y de sus relaciones con los prestadores. Para ello cuenta con el apoyo de los gobernadores de los resguardos y consejeros de dichas comunidades.

La entidad ha encontrado que los servicios públicos en estas comunidades se caracterizan por la obsolescencia, la falta de mantenimiento de las redes de energía y de las tuberías y tanques de agua, la escasa asistencia técnica por parte de los prestadores, y el desconocimiento total de sus derechos y deberes como usuarios.

A partir de estos resultados, la Superservicios adelantará acciones de vigilancia de las empresas, y trabajará con las comunidades haciendo pedagogía sobre aspectos fundamentales del régimen de servicios públicos domiciliarios, como son los relacionados con el cobro tarifario y las formas e instancias de reclamación, así como sobre la organización para el control y desarrollo de la prestación.

También, la superintendencia propenderá a que se incluya el tema de los servicios públicos en las agendas de los resguardos y de los consejos, como un elemento prioritario para el bienestar de las comunidades.

El proyecto SuperÉtnica se adelanta en las comunidades indígenas Salíba del resguardo El Duya, municipio de Orocué, Casanare; Wayuu, del resguardo Mayabangloma en el municipio de Fonseca, La Guajira; Inga, del resguardo Aponte en el municipio de El Tablón de Gómez; Nariño. También en las comunidades afrodescendientes de los Consejos Comunitarios de La Boquilla en el distrito de Cartagena, Bolívar; San Nicolás, en el municipio de Sopetran, Antioquia, y Alto Mira en el municipio de Tumaco, Nariño.

La superintendencia tiene el propósito de mejorar su intervención en las comunidades indígenas y afrodescendientes en sus localidades tradicionales. Este proyecto piloto tiene que ver con 10.000 habitantes de estas comunidades.