La renovación del antiguo Hotel del Salto del Tequendama es una realidad gracias al convenio firmado entre la Agencia Francesa de Desarrollo y la Fundación Granja Ecológica El Porvenir. El acuerdo es respaldado por la Unión Europea, entidad que hizo un aporte de 300 mil €uros.


La Unión Europea, con un aporte no reembolsable de 300.000 €uros, respaldó la firma del acuerdo de cooperación técnica para la renovación del antiguo hotel del Salto, hoy Casa Museo Tequendama, y el impulso de actividades culturales tendientes a desarrollar una conciencia de respeto por la biodiversidad de la región y la importancia del cuidado y manejo del recurso hídrico.

Al acto asistió el ex Presidente de la República Ernesto Samper Pizano, la Directora ejecutiva de la Fundación, María Victoria Blanco; la Embajadora de la Unión Europea en Colombia, Tanya Van Gool; el Embajador de Francia en Colombia, Jean-Marc Lafôret, y el Director de la AFD de Bogotá, Fabrice Richy.

“Este proyecto es un esfuerzo privado para darle un aire cultural a Soacha. Con toda la problemática que tiene el municipio, la recuperación del antiguo hotel seguramente será como un respiro. Nosotros llevamos 17 años en la zona, empezamos con la Granja Reserva El Porvenir aquí en la montaña que está al frente del Salto, y el tema de la Casa Museo sí es más reciente, lo empezamos hace ya casi cinco años con el apoyo de diferentes entidades y universidades”, explicó María Victoria Blanco, directora de la GEP.

La visita que acompañó la firma del acuerdo permitió además recordar que hacía más de 80 años que una delegación tan importante no visitaba este sitio ubicado en la jurisdicción de Soacha. “Digamos que de alguna manera esto sirve para que nuestras autoridades locales se motiven y se envíe un mensaje a la misma gente del municipio para que se pongan la mano en el corazón y se unan a la causa”, agregó María Victoria.

El ex Presiente Samper, como Presidente honorario de la Fundación, destacó que el Hotel y el Salto son símbolos que deben recuperar la identidad y la historia para los bogotanos y los habitantes de la región. Recordó la leyenda de El Dorado cuando supuestamente Bachué abrió la tierra y se formó la gran cascada que hoy se conoce. “Ahora queremos que aparezca otro Dios para que toque con una varita mágica y acabe con la contaminación del río Bogotá que es nuestra mayor tragedia”, sostuvo.

Samper destacó la labor de la Granja Ecológica El Porvenir al apostarle por recuperar el antiguo hotel y de paso transformar el Salto como sitio turístico por excelencia.
“Es casi que heroica la tarea que ha hecho María Victoria, no solo de preservar este bosque de niebla, sino de mantener en la granja unas reservas botánicas muy importantes y animales en vía de extinción. El Salto es hoy mucho más que la caída del agua, es este hotel de arquitectura republicana, este bosque de niebla que es una muestra de lo que fue la sabana de Bogotá en sus posibilidades de biodiversidad, y el río, que es sin duda como la razón histórica de todo esto que hoy nos congrega”, agregó el ex Presidente.

El aporte de la Unión Europea hace parte de una donación mayor a 4.5 millones de euros, a través del mecanismo LAIF (Facilidad de Inversión en América Latina), que busca entre sus objetivos facilitar inversiones que ayuden a incrementar la protección del medio ambiente y apoyar la mitigación y adaptación al cambio climático.

«Gracias a LAIF hemos querido respaldar no sólo la Casa Museo Tequedama, sino también apoyar al Ministerio del Medio Ambiente en proyectos de gestión estratégica de las macrocuencas del Pacífico, del Orinoco y de la Amazonía. Igualmente vamos a trabajar pronto en la implementación del plan de gestión del recurso hídrico con el proyecto piloto del Lago de Tota en el departamento de Boyacá», explicó la Embajadora de la Unión Europea en Colombia, María Antonia van Gool.

Además de la recuperación de la Casa Museo, en las próximas semanas se abrirá un punto de información turística en el Salto, con el apoyo del Ministerio de Turismo. Así mismo se destaca que la GEP ya hace parte de la Red Nacional de Turismo. “Nosotros no queremos medallas, queremos es respaldo”, finalizó la directora Ejecutiva de la Granja.