En la antigua cárcel de Zaragoza ahora funciona el Centro para el menor infractor, el cual albergará jóvenes de todo el departamento. Su puesta en marcha se dio gracias al convenio realizado entre el municipio, la gobernación y el ICBF.


Nuevo_CDI_en_Soacha_Torrentes

Nuevo_CDI_en_Soacha_Torrentes

El convenio, firmado el pasado 17 de junio, permitió la adecuación y dotación por parte del Departamento de Cundinamarca del antiguo centro de reclusión conocido como Cárcel de Zaragoza, inmueble aportado por la Administración Municipal que está ubicado en la zona rural de Soacha.

A la inauguración del Centro asistieron el alcalde municipal José Ernesto Martínez; el secretario de gobierno de Cundinamarca, Álvaro Bernal Parra; el director de la regional ICBF, Guillermo Camelo; el comandante de policía Cundinamarca, coronel Flavio Mesa; el coronel Jhon Alejandro Murillo, comandante de la Policía Soacha; el secretario de gobierno del municipio, Óscar Rodríguez; el juez primero con función de control de garantías para la infancia y la adolescencia, Augusto Romero y la personera auxiliar, Andrea Bello.

Este centro para el Menor Infractor se habilitó a raíz de las altas cifras de menores comprometidos en hechos delictivos, y cumplirá y asistirá a toda Cundinamarca mientras se construye en Sibaté el centro departamental, con más capacidad para albergar menores que cometan delitos.

El operador que lo administrará es la Fundación Terciaria Capuchina.

Para la adaptación del centro de reclusión fue necesario el concurso de varias entidades. El Municipio aportó el lote, la gobernación 250 millones y el del ICBF 200 millones de pesos.