Este proyecto de la artista Nohra Bohórquez, que se presentará hasta el 12 de diciembre/2011 en el Museo de Arte Contemporáneo del Minuto de Dios, fue uno de los ganadores de la convocatoria ‘Localidades Culturalmente Activas’, de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte.


«Alrededor del Sol», de la maestra Nohra Bohórquez, es uno de los proyectos ganadores de la convocatoria ‘Localidades Culturalmente Activas’, de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, por la localidad de Barrios Unidos. Un ensamblaje de conceptos, símbolos, materiales y objetos, que simbolizan el nacimiento, desarrollo y presencia física de Laura, la pequeña hija de la artista.

Esta exposición se presentará hasta el 12 de diciembre de 2011 en el Museo de Arte Contemporáneo.La entrada es gratuita.

Para la creación de esta serie de instalaciones artísticas de la maestra Bohórquez se utilizaron las técnicas de Ready Made y el ensamblaje. La artista realizó una minuciosa y detallada visión que asumió con la misma pasión de los coleccionistas: parte fundamental de la obra se centra en construir un mundo lírico y poético alrededor de conceptos, símbolos, materiales y objetos alusivos al nacimiento, crecimiento, desarrollo y presencia de su pequeña hija, llamada Laurita.

Justo antes del nacimiento de su pequeña, la artista comenzó a realizar su obra. Recibió la asesoría y consejos espirituales del artista Carlos Baena Echeverry, quien es a su vez su esposo y padre de la niña. Entre los dos abordaron una interesante investigación de simbologías para darle un nombre a la criatura. Decidieron llamarla Laura del Sol, nombre que viene del latín laurus o laurel, un símbolo romano de la dignidad y cuyo significado es ‘Victoria’. Sol, segundo nombre de Laurita, era sencillamente un homenaje al Astro Rey.

Talleres de ensamblaje

El ensamblaje fue la principal técnica que utilizó la artista para construir las piezas que llevaría su proyecto. Allí, en el quehacer de objetos que llevaban inmerso un lenguaje y unos contenidos altamente sentimentales, fue que diseñó una serie de talleres dirigidos a adultos, a través de los cuales se dedicó a enseñarles a transmitir sus ideas y pensamientos a través de ensamblar objetos. Los talleres fueron realizados en la Casa de la Cultura de Barrios Unidos y los productos finales de esta sesiones dieron origen a una hermosa exposición llevada a cabo en este mismo escenario.

Como homenaje a su hija Laura del Sol, la maestra inició su investigación alrededor de estudios y teorías heliocéntricas, como por ejemplo la del filósofo griego Aristarco de Samos (año 310 a 230 A.C.); o la del astrónomo polaco Nicolás Copérnico, ya entrado el siglo XVI.

En el Sistema Heliocéntrico de la maestra, el Sol es su hija Laura. A su alrededor, ubicó de manera organizada y numerada los diversos mundos que hacen parte de la vida de la pequeña: a su vez, estos se dividen en submundos clasificados entre sí, y llenos de características o temáticas definidas cuya lógica se centra en las vivencias de la niña. Una parte muy bonita del proyecto está en la colección personal de objetos de Laurita: dibujos, cartas, grabados, fotografías, cajas, juguetes, ropa, semillas y demás que han pasado por su vida.

La fuerza de esta colección radica en la sutil y sentida habilidad para clasificar, construir y organizar elementos alrededor de una temática sin aparente relación, pero abordada desde el mundo de Laura del Sol con el lenguaje de la poética.

Un bella exposición que hizo una madre artista a su hija, a su centro vital, a su Sol. Una muestra que todos los padres de familia deben ver y apreciar, pues son ellos quienes entienden en su verdadera magnitud la maravillosa experiencia de tener hijos a su cuidado.