Dos reuniones por separado, entre el ministro de Salud Fernando Ruiz y la alcaldesa Claudia López con directivos de Sinovac, dejan ver que se persiste en que Limor de Colombia, en Soacha, y Vitalis, en Sopó, sean los dos centros de producción de vacunas en Colombia.

Este lunes, un equipo de la Alcaldía Mayor de Bogotá, liderado por la alcaldesa Claudia López y el secretario de salud, Alejandro Gómez, se reunió con representantes de la farmacéutica china Sinovac Biotech, conformado por su vicepresidente, Weining Meng y su director senior de negocios internacionales Jack Tang. El objetivo de este encuentro fue explorar las posibilidades de inversión del sector público y privado para lograr la producción de vacunas contra el COVID-19 en Bogotá.

También este lunes, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, se reunió con los directivos de Sinovac, con el propósito de recuperar la capacidad de producir vacunas en el país: “Esta reunión y la agenda planeada para la semana con los representantes de Sinovac hace parte de la estrategia que tiene el país para recuperar la capacidad de producción de vacunas localmente, lo que permitirá que Colombia responda mejor a los retos en salud pública que tenemos, así como a futuras pandemias”, sostuvo.

Durante la visita a Bogotá de la delegación china, el equipo de la farmacéutica, acompañado por la Secretaría de Salud, visitará las empresas farmacéuticas Limor de Colombia, en Soacha y Vitalis, en Sopó, para revisar si se ajustan a sus necesidades de producción de las vacunas.

Respecto a las perspectivas del proyecto, Weining Meng, vicepresidente de Sinovac subrayó, “Este es un punto de inicio, queremos construir confianza aquí, trabajando juntos, con el apoyo de la Alcaldía y del gobierno, podremos bajar los costos de la vacuna”.

 Si bien las vacunas no se producirían directamente en Bogotá, se harían en los alrededores de la capital, en la misma zona donde se piensa crear la denominada Región Metropolitana.