Hacer viajes en pareja es una experiencia completamente diferente a cuando se visita un lugar con motivos de negocios o con familiares. La intimidad es parte esencial al momento de disfrutar de unas vacaciones de este tipo, por ello, es importante elegir el lugar indicado.

América del Sur tiene un gran atractivo para visitantes de todas partes del mundo, esto se debe, principalmente al equilibrio que existe entre poder disfrutar de modernas ciudades cosmopolitas, parte de la historia colonial, naturaleza y también de vestigios de arqueológicos en un solo lugar.

Prácticamente en toda América Latina existen este tipo de lugares, pero Colombia ocupa un sitio importante y una historia especial que lo diferencia de los demás países.

Colombia es el único país de América del Sur que tiene contacto con el océano Pacífico y el Atlántico a través del Mar Caribe, esto le ha dado un impulso especial en producción de recursos, también es uno de los países que obtienen la mayoría de la energía que utilizan de fuentes renovables, principalmente de la hidroeléctrica que genera casi el 70% del total usado.

Esto es sólo una muestra del potencial de Colombia y el crecimiento que ha experimentado en los últimos años.

Por supuesto, en Colombia existen una gran variedad de sitios de interés que deben visitarse, pero entre sus curiosidades existe un distrito pensado especialmente para el disfrute de los turistas.

Santa Marta, Colombia

Oficialmente se llama Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta, su fundación data de 1525, haciéndola la ciudad más antigua de Colombia. Desde aquí se puede ir comprendiendo la importancia de este lugar, perfecto para conocer en pareja.

Gracias a la antigüedad de esta ciudad los edificios coloniales abundan y le dan un aspecto mucho más romántico, además se conjugan con los arreglos que se han realizado a través de los años pues, aunque más modernos, conservan su estilo bohemio, como por ejemplo las farolas o los hoteles en Santa Marta.

Malecón de Bastidas

Llamado así en honor al fundador de la ciudad, Rodrigo de Bastidas. Este tiene una vista impresionante y es el lugar ideal para disfrutar de una romántica puesta de sol al atardecer, además, la brisa marina le da aún más características como un lugar para las parejas.

Carrera 3

Ya entrada la noche después de ver la puesta de sol en el malecón, la calle Carrera 3 da la bienvenida a los visitantes para que conozcan más de la cultura colombiana a través de su gastronomía y bebidas.

Esta es una zona famosa llena de bares y restaurantes en Santa Marta donde en ocasiones hay música en directo, especialmente música caribeña llena de ritmo.

Parque Simón Bolívar

El llamado Libertador de América tiene una relación importante con Colombia, este parque que lleva su nombre es ampliamente visitado durante el día y los hará sentirse como si fueran un par de estudiantes de nuevo.

Alrededor hay una gran cantidad de edificios históricos y el atractivo principal es la estatua de bronce de Simón Bolívar. Si buscas aprovechar la visita en esta zona al máximo, muy cerca hay opciones interesantes de hospedaje en Santa Marta.

Quinta de San Pedro Alejandrino

Continuando con el valor de Simón Bolívar en la historia de Colombia, aquí es donde pasó sus últimos días, murió en 1830 y hoy es una de las joyas de Santa Marta, este lugar se ha convertido en el Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo.

La arquitectura es principalmente colonial, cuenta con un jardín botánico y, por supuesto, a lo largo del año se realizan ahí una gran variedad de exposiciones de arte contemporáneo.

El Altar de la Patria se construyó en 1930 y es una obra que se erigió con motivo del primer centenario de la muerte del libertador.

Otro de los sitios importantes de esta Quinta es la alcoba principal, misma donde murió Simón Bolívar, ahí aún se conserva el reloj que dejaron detenido justo a la hora fatídica, así como la cama que usó en sus últimos momentos, sin duda un pedazo importante de historia que quedará en la memoria.