Luego de aprobarse su creación por medio del Acuerdo No. 21 de 2012, ayer se instaló el Consejo Municipal de Paz de Soacha, en un sencillo acto realizado en el Salón de Protocolo de la Alcaldía Municipal. La idea de este órgano consultivo es generar acciones, propuestas y políticas, que conduzcan a la consecución de la paz dentro de la ciudad.


El Consejo Municipal de Paz está conformado por 25 personas pertenecientes a las diferentes religiones, minorías, víctimas de la violencia, comunidad LGBTI y los medios de comunicación, además de los secretarios de Gobierno y Desarrollo Social, el Alcalde Municipal, el Personeroy las instituciones, tanto sindicales como de comerciantes que hacen presencia en el municipio:

“Al igual que en ocho ciudades del país, en el marco de la política nacional de paz y en desarrollo de la Ley 1448 o Ley de Víctimas, en nuestro municipio existe un Consejo consultivo de paz para el gobierno municipal. La idea es empezar a hacer un observatorio de paz en nuestro municipio para generar una política que propenda por la consecución de la paz. Desafortunadamente la ciudad ha venido en una creciente ola de inseguridad y delincuencia, un alto número de homicidios y una situación de violencia intrafamiliar. Por esta razón, el Consejo Municipal de paz quiere entrar a mirar qué está pasando en Soacha, para ver en qué podemos acompañar a la Administración, diciéndole qué políticas debe formular para construir la paz”, explicó el Personero de Soacha, Henry Sosa.

Dentro del Consejo Municipal de paz hay representación de diferentes sectores y actores sociales, entre estos están las iglesias cristianas y las organizaciones de mujeres, quienes desde su cotidianidad también aportan cosas importantes para la consecución de la paz en el municipio, a través de mecanismos de diálogo y resolución pacífica de conflictos:

“Este es un reto para el municipio de Soacha, ya que queremos lograr que se convierta en un referente de paz a nivel nacional, partiendo de que el municipio refleja las diferentes problemáticas sociales, políticas y de conflicto amado. Es algo muy coyuntural, precisamente en este momento que se están haciendo todas las mesas de diálogo en el marco del proceso de paz, de las cuales nosotros hemos participado por medio de los espacios que la Cámara de Representantes y el Senado han convocado en todas las regiones del país. En la Política Pública de Mujer y Géneros hay una serie de programas para este tipo de temas, aunque también tenemos la Ley 1448 de 2011, y más específicamente el Auto 092 de las Naciones Unidas. Es decir que hay toda una legislación a favor de las mujeres en cuanto a los procesos de paz”, expresó Clemencia López, representante de la mujer dentro del Consejo Municipal de Paz.

“La propuesta que tenemos como iglesia, es precisamente construir una propuesta de paz. La iglesia es fundamental en esto, ya que esta genera muchos espacios y allí hay mucha comunidad. La comunidad puede generar a su vez otros escenarios que pueden ayudar a que se den cambios. En ese sentido, lo que van a hacer las iglesias protestantes en el municipio es llevar un mensaje de paz, aquí nadie tiene una vocería y todos vamos a construir, esta es una propuesta que nace de lo espiritual y termina con lo espiritual”, concluyó Carlos Sánchez, representante de las iglesias protestantes dentro del Consejo de Paz.

El Consejo Municipal de Paz Se reúne cada dos meses de forma ordinaria, aunque puede convocarse extraordinariamente cuando alguno de los miembros o el mismo gobierno así lo considere, siempre que hayan situaciones de emergencia como violaciones de derechos humanos, desplazamientos masivos u otras situaciones que así lo ameriten. Por ahora la próxima reunión se realizará en febrero de 2013, con el fin de construir el reglamento interno y el plan de acción para el próximo año.