Con el liderazgo de las Secretarías de Planeación y de Desarrollo Social de Cundinamarca, y de acuerdo con lo establecido por el Plan de Desarrollo “Cundinamarca Calidad de Vida 2012–2016” y la estrategia Hechos y Derechos, la administración departamental inició el proceso de evaluación y análisis de los programas dirigidos a la infancia, la adolescencia y la juventud, para la rendición de cuentas que tendrá lugar el próximo año ante la Procuraduría General de la Nación.


El proceso que comprende las fases de Alistamiento Institucional, Generación de la Información, Movilización Ciudadana, Diálogos Ciudadanos y Valoración, seguimiento y evaluación, se inició con una Mesa Técnica en la que participaron todas las secretarías y direcciones de la administración central cundinamarquesa con afectación directa en el tema, como las de salud, desarrollo social, gobierno y acción comunal, entre otras.

“Hacia finales de marzo de 2014 nos corresponde rendir cuentas y por ello, las Secretarías de Planeación y de Desarrollo Social, que lideran el proceso, trabajan con mucha antelación en la preparación de toda la información. Incluso, ojalá pudiéramos hacer una Rendición de Cuentas interna en la Gobernación de Cundinamarca para que aclaremos los retos que tenemos e identifiquemos las debilidades podamos presentar en la información que debemos brindarle al departamento y al país” afirmó Orlando Alberto Cardona, secretario de Desarrollo Social de Cundinamarca.

Los objetivos primordiales de este esfuerzo son facilitar el control social y alertar a tiempo los avances y dificultades con el fin de tomar las medidas necesarias para dar cumplimiento a los 79 indicadores relacionados con la Primera Infancia, la Infancia, la adolescencia y la Juventud, y a los programas del Plan de Desarrollo. Los indicadores financieros están a cargo de las secretarías de Hacienda y de Planeación y los datos poblacionales y estadísticos, son competencia de esta última.

“Cundinamarca es líder a nivel nacional en inversión social y no vamos a perder este lugar principal. Queremos que la información sea la más adecuada y que los indicadores sean confirmados por las cifras presupuestales que nosotros invertimos en el departamento. Por eso, en este mes de septiembre estamos ya iniciando esta ruta para que terminaremos hacia el mes de febrero”, afirmó Cardona.

En la jornada se resolvieron inquietudes sobre qué es la rendición de cuentas, cómo se llevará a cabo y cuáles son los cinco momentos que componen el proceso. También se socializó el cronograma establecido, la matriz con los indicadores y las responsabilidades que les corresponden a cada secretaría, y la conformación de los equipos de trabajo.