Luego de la propuesta hecha por el gobernador Álvaro Cruz, la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, confirmó que se estudia la posibilidad de esta restricción para solucionar el cuello de botella que se registra por la Autopista Sur a la altura de Soacha.


De acuerdo con el gobernador, las restricciones propuestas serían durante el día para que en la noche ingrese todo el transporte de carga y no afecte la movilidad entre Chusacá y Bosa.

“La idea es descongestionar desde el sector del Muña hasta Bosa, es decir que es competencia del Gobierno Nacional y se podría regular para que el abastecimiento se haga nocturno, como pasa en todas las grandes ciudades del mundo”, puntualizó el Gobernador.

Sin embargo en casos excepcionales las autoridades podrían autorizar el tránsito por la vía que va desde el sector del Muña hasta Mondoñedo para ingresar por la calle 13 para no afectar el abastecimiento.