En reuniones sostenidas el pasado viernes entre los apoderados de los propietarios, poseedores del predio, la Gobernación de Cundinamarca y los interesados, se acordó dar un mes más de plazo para definir el tema del desalojo.


Con los apoderados de los propietarios se han sostenido previamente cuatro encuentros más, acompañados por Naciones Unidas y la Gobernación, con quienes se llegó a un acuerdo para solicitar una nueva prórroga al desalojo, teniendo en cuenta que los documentos que deberían portar los propietarios de escritura y certificados de libertad no fueron entregados oportunamente sino hasta el viernes anterior.

Según el secretario Especial para Soacha, Iván Moreno Escobar, la prorroga será por 30 días nuevamente, con el objetivo de priorizar las siguientes actividades:

1. El levantamiento topográfico del predio.

2. La identificación y linderamiento del mismo.

3. Hacer el censo de las familias involucradas.

4. Por último se hará un avalúo global del predio.

Igualmente, señaló que los integrantes de la comunidad quedan con la responsabilidad de agruparse jurídicamente en algún tipo de asociación que les permita negociar conjuntamente. “La semana entrante se van a visitar unas fiducias con el fin de que a través de estas se miren posibilidades de negociación financiera para que los poseedores puedan negociar tranquilamente con los dueños”, aseguró.

Es de señalar que esta situación jurídica obedece a la reclamación adelantada por los propietarios de un lote en Altos de la Florida, que en 1995 fue vendido y urbanizado de forma ilegal.