Operativos conjuntos entre la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Salud, las inspecciones de Policía y la Policía Nacional, se siguen realizando en sectores de la calle 30 de San Mateo, Quintanares, Terreros, Compartir, carrera Séptima y centro de Soacha con el fin de recuperar el espacio público.


Los operativos de control encabezados por los Inspectores de Policía de cada comuna, cuentan con el apoyo de 120 hombres de la Policía Nacional, destinados solo para mantener el espacio público.

El balance de estas jornadas de acuerdo a la Secretaría de Gobierno ha sido positivo; se ha logrado evidenciar disminución de vendedores en espacios públicos que en el pasado eran críticos para transitar. Sin embargo, el secretario de gobierno Óscar Giovanni Ramírez, señaló la importancia de contar con el respaldo de la ciudadanía en este proceso: “Es un camino que hemos emprendido porque los habitantes lo estaban solicitando, y esperamos el respaldo de la comunidad para continuar con esta tarea que nos hemos trazado y así lograr la meta de recuperar los espacios públicos en Soacha”.

Al inicio de este gobierno las calles 13, 14, 15, Quintanares y San Mateo eran espacios invadidos y con la ausencia de una estrategia gubernamental que tuviera un proyecto social con los vendedores informales.

Sin embargo, el actual gobierno cuenta con una estrategia para mitigar la invasión del espacio público con tres aspectos fundamentales: un grupo de hombres de la policía destinado solo para prevenir este problema, a parte de los uniformados que se tienen en los cuadrantes; censos de los vendedores informales que realmente viven en Soacha, y por último está el diseño del Plan Maestro de Espacio Público, el cual ya tiene adjudicación de obra y el lugar donde se reubicará de manera digna a todos los vendedores informales que son del municipio.

El siguiente paso es la calle 13. La obra del sitio de reubicación ya está adjudicada por parte de la Secretaría de Infraestructura, sólo se debe esperar que culminen los trabajos para que los vendedores que estén en el censo se trasladen para el centro de ventas que se construye a un costado de Casa Linda en San Mateo.