En el corriente año 2022, se abren nuevamente inscripciones a la Generación E (Excelencia), el cual es el título que se le otorgó al programa ofrecido por el Gobierno para subsidiar a los jóvenes que obtengan los mejores resultados en su bachiller. 

Es orientado a los estudiantes que estén interesados en realizar el ingreso a una Institución de Educación Superior (IES) ya sea pública o privada y así contar con un crédito que financia el valor total de su matrícula para el ingreso y un apoyo monetario semestral. Tienen como condición que las IES a las que aspiran tengan acreditación de alta calidad o al menos el 25% de su oferta académica lo sea. 

Es un programa en el que se puede aspirar a carreras tecnológicas, universitarias, técnicas y profesionales, cursando de manera presencial. Fue anunciado por el Ministerio de Salud, que en el 2022 se volverá a la presencialidad total en escuelas y universidades, decisión tomada por la velocidad con la que se efectúa el Plan de Vacunación en el país.

Es en este momento que se ve una reducción del cupo de acceso a este subsidio, se pasó de diez mil estudiantes por año, a 4 mil y con vistas de que en el 2022 sean solo 2 mil cupos. Se habla off the record la posibilidad de que exista una cohorte de 2 mil estudiantes que ingresen en el segundo semestre. 

Estos servicios son ofrecidos por el Gobierno Nacional y se encuentran en disminución, pero hay muchos jóvenes aún que aspiran a estudiar en universidades privadas o lejanas a su municipio, que quieren acceder a una educación de alto nivel y formarse en las mejores universidades de Colombia. 

Es por este cálculo de menos cupos, más interesados, que se puede visualizar en páginas confiables los préstamos para jóvenes que existen hoy.

Es así, existen préstamos a los que los jóvenes pueden acceder por sus características y además algunos están totalmente destinados para ellos contemplando las necesidades de los mismos.

Es posible acceder a un préstamo con 18 años, como por ejemplo los que propone el Banco de Bogotá destinado a jóvenes y puntualmente existe el que tiene como objetivo financiar la educación superior. 

Son aptas carreras tecnológicas, técnicas de pre y posgrado, aplica a estudiantes y padres de familia de entre 18 y 70 años que cuenten por lo menos con un ingreso de 1.5 salarios. Además, el plazo de pago se corresponde directamente con el ciclo de estudio que acontece; por ejemplo, programas anuales son 12 meses, 6 meses para pregrados, etc. Es un crédito que directamente es desembolsado en la institución de educación superior seleccionada que esté habilitada para recibirlo y en conexión con el banco.

Hay que tomar en consideración que no va a ser posible acceder a los servicios crediticios en ninguna entidad si no se cuenta con un trabajo que brinde algún tipo de estabilidad para el pago del mismo. 

Es notable como estos servicios se encuentran con fácil acceso, como lo es a través de la tramitación online. Los jóvenes son quienes más coquetean con esta dinámica en todo ámbito y rubro en que se manejen. Es por esto que se puede nombrar que existen créditos que se solicitan de manera digital a los cuales los jóvenes tienen un gran acceso, pero también en otras oportunidades la solicitud debe efectuarse en la entidad financiera o en stands que se encuentran en las universidades en persona, como sucede con el Banco de Bogotá.

Es de suma importancia que los estudiantes que aspiran a la educación superior tengan distintas herramientas para poder acceder a la misma, ya que al ver la disminución de cupos, no es posible depender de los beneficios que ofrecen de parte del Gobierno Nacional, sino también buscar diferentes opciones que ayuden a alcanzar los objetivos de los jóvenes.