Ha pasado un año desde que la menor Sara Sofía Galván fue vista por última vez, aunque la denuncia por su desaparición se realizó el 18 de febrero de 2021.

El primer hecho de este entramado ocurrió cuando hace un año, Xiomara Galván, tía de la niña, denunció que Sara Sofía Galván había desaparecido estando bajo el cuidado de su madre, Carolina Galván, y de su padrastro, Nilson Díaz.

El 8 de febrero de 2021, la policía ubicó a la mamá de Sara Sofía, quien le dijo a la Policía que la menor había fallecido y que su cuerpo lo había dejado en el río Tunjuelito.

Si quiere recordar: Sigue el misterio de la desaparición de Sara Sofía

Desde entonces, el caso se convirtió en un dolor de cabeza para las autoridades por las versiones encontradas y contradictorias, tanto de Carolina Galván como de su expareja, Nilson Díaz, incluso después de analizar las versiones y cotejar pruebas, la Fiscalía descartó la hipótesis de que la niña haya sido vendida.

También puede leer: Recapturan en Soacha a Nilson Díaz, padrastro de Sara Sofía

Pero a pesar del esfuerzo de las autoridades, incluyendo la constante búsqueda de los organismos de socorro sobre el río Tunjuelito, el caso de Sara Sofia sigue igual de enredado y un año después la investigación no avanza. Si bien Carolina Galván y Nilson Díaz están en la cárcel, el paradero de la menor es incierto y hoy no se puede asegurar que la niña esté muerta porque su cuerpo jamás se encontró.

Recomendamos consultar: Finaliza búsqueda de Sara Sofía Galván en el río Tunjuelito

Hoy, un año después de su desaparición, la comunidad del sector del río Tunjuelito donde supuestamente fue arrojada la menor, continúa buscando su cuerpo, incluso uno de los líderes de la zona dijo que la versión más clara es que Sara Sofía fue vendida, pero sigue siendo una hipótesis porque tampoco se ha logrado comprobar que así fue.