Después de tres horas de bloqueos, el Esmad de la Policía logró despejar los carriles exclusivos y mixtos de la Autopista Sur de Soacha, luego de que cientos de personas se lanzaran a la vía a protestar por el cierre de uno de los vagones de la Estación León XIII y el pésimo servicio que presta el sistema en el municipio.


Todo comenzó hacia las 6:00 a.m. cuando un grupo de usuarios lanzó arengas en contra del sistema, reclamando mejor servicio y más frecuencia de articulados en las horas pico. Poco a poco la situación se tornó más tensa, hasta que media hora después varias personas decidieron bloquear uno de los carriles exclusivos.

Los manifestantes actuaron de inmediato en todas las estaciones del sistema en Soacha, y hacia las 6:40 a.m. ya estaba bloqueada la vía, situación que minutos después se extendió a los carriles mixtos de la Autopista sur.

“La protesta es justa porque el aumento al salario mínimo fue muy poco, en cambio al pasaje de Transmilenio sí le subieron bastante, me parece bien que la gente se manifieste. Además el servicio es pésimo porque no mandan la cantidad de buses suficientes”, dijo Yeimy Rodríguez, residente en Soacha centro.

“Estamos protestando porque nos quitaron la ruta G43, eso es inaceptable. Tras de que el servicio es pésimo, ahora nos dejan sin en dónde irnos por la calle 26”, expresó Santiago Perdomo, residente en el barrio El Porvenir.

Hay que aclarar que el servicio G43 no se suspendió, tal como lo aseguró uno de los canales nacionales y como mucha gente lo cree. Transmilenio informó que lo que se suspendió fue la parada de esta ruta en el vagón dos de la estación León XIII por el mantenimiento del mismo, pero especificó que ahora lo hará el G44 en el vagón uno.

Lo cierto es que esta situación desencadenó protestas y bloqueos en Soacha que afectaron a cientos de personas que no pudieron llegar a sus sitios de trabajo y estudio. “Pues si bien es cierto las protestas me parecen justas por el mal servicio de Transmilenio, también hay que decir que me parece injusto que bloqueen los carriles mixtos, afectando a miles de personas”, dijo Leydi Segura, estudiante de ingeniería civil y residente en Portalegre.

Las protestas y bloqueos se mantuvieron hasta pasadas las 9:00 a.m. cuando hizo presencia el Escuadrón Móvil Antimotines de la Policía, con tanquetas de agua y gases lacrimógenos. A partir de esta hora se presentaron enfrentamientos y fue necesario que pasara alrededor de una hora para despejar la vía.

“Nosotros estamos protestando de forma pacífica pero la Policía, como siempre, llegó lanzando agua y gases, sin importar la presencia de niños, ancianos y mujeres embarazadas”, aseguró Liliana Padilla, residente en el barrio Camilo Torres.

A partir de las 9:30 a.m. la Autopista comenzó a despejarse intermitentemente y sobre las 10:30 a.m. el tráfico ya fluía con aparente normalidad, aunque en barrios aledaños al corredor vial continuaron enfrentamientos con vándalos, que incluso llegaron hasta la calle 22 y la carrera 7.