En la pasada administración y gracias al apoyo de la comunidad, se cercó parte la reserva ambiental denominada humedal El Charquito. En esa ocasión faltó cerrar un tramo que limita con la vereda La Unión de Sibaté, pero esta semana y en medio de la pandemia, el tema revivió.

 El humedal El Charquito no había tenido relevancia hasta cuando comenzó el programa de educación ambiental de la Fundación Enel-Emgesa; ahí comenzó el proyecto de conservación.

Uno de los primeros pasos fue delimitar el humedal y cercarlo, por eso en la administración del profesor Eleázar González, a través de la Dirección de Gestión Bioambiental, se cercó la mayor parte del predio; sólo faltó una parte que limita con Sibaté.

Para continuar con el proyecto de conservación, el pasado viernes el  alcalde Juan Carlos Saldarriaga visitó el corregimiento dos de Soacha, donde realizó la entrega de materiales para  terminar el encerramiento del Humedal El Charquito, con el fin de  proteger y conservar la flora y la fauna de esta importante fuente hídrica; un trabajo mancomunado donde la comunidad aporta la mano de obra y la Administración Municipal los materiales.

Así las cosas, se espera que el cercado termine lo más pronto y se siga con el programa de protección y conservación de esta fuente hídrica del municipio de Soacha.

Por Patricia Conde