Una denuncia ciudadana puso al descubierto una banda delincuencial que inicialmente quiso extorsionar al dueño y luego le iba vender su propio vehículo.

El 13 de marzo pasado a un ciudadano le hurtaron su automóvil Chevrolet Swift Twin Cam en el suroccidente de Bogotá, pero lo que no se imaginó es que el robo fuera para extorsionarlo. “Ese mismo día, en la tarde, me llamaron para pedirme dinero por el rescate, pero como no accedí, el carro se perdió”, aseguró la víctima.

Al ver que no pudieron llevar a cabo la extorsión, los delincuentes decidieron cambiarle las placas y el color al vehículo; posteriormente lo pusieron en venta a través de internet, pero por cosas de la vida su propietario vio el aviso y conoció el automotor.    

“Yo veo el aviso y las fotos, y reconozco las partes internas del vehículo, entonces le pido el favor a un amigo que los contacte y los cite para ver el carro”.

Fueron citados en Soacha para ver el vehículo, pero antes de ir dieron aviso a la policía y le contaron lo que había pasado. Los informados armaron el operativo y llegaron al sitio y hora de encuentro; allí capturaron a dos sujetos y recuperaron el vehículo.  

De acuerdo a la policía Cundinamarca, los capturados tienen antecedentes por hurto, extorsión, receptación y acceso carnal abusivo.