Con el fin de trasladar de forma inmediata a todos los retenidos del municipio, la secretaría de gobierno renovó el convenio con el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, el cual permite descongestionar las estaciones de Policía de Soacha.


Según el Secretario de Gobierno, Óscar Giovanni Ramírez, este convenio es fundamental. “La Policía viene dando golpes muy duros a la delincuencia, venimos capturando bandas por microtráfico pero todas estas personas están en detención preventiva mientras se realiza la investigación, entonces necesitan un sitio de reclusión provisional. Era necesario un convenio con el INPEC para que garantizáramos que el esfuerzo realizado por la fuerza pública integre su trabajo y que efectuemos más capturas respecto a las personas que pueden estar cometiendo delitos en el municipio de Soacha, es decir que se complemente al sistema de justicia del municipio”, sostuvo el funcionario.

Desde el año pasado cuando se avecinó la crisis del sistema carcelario en el país, Soacha firmó el convenio con el INPEC y este 2014 la Administración Municipal lo que hizo fue renovarlo en una garantía de derechos humanos, para que las personas retenidas en el municipio sean enviadas directamente a los centros carcelarios, garantizando que el sistema judicial gire en su totalidad y con efectividad, y así seguir realizando capturas a la delincuencia.

“Nosotros tenemos como prioridad trabajar por la seguridad, garantizar una Soacha justa, segura y confiable, y este es un paso más a ese cometido”, concluyó el Secretario de Gobierno.