Para los residentes de la Comuna uno, el atraso que presentan las obras de edificación de la Casa de Justicia que pretende organizar la atención a la comunidad en materia de temas jurídicos, está generando inconvenientes en el sector, entre ellos aumento de la delincuencia. El Secretario de infraestructura, Ernesto García, se refirió al tema y se comprometió con su pronta terminación.


El contrato 782 de 2013 establecía que el espacio de atención jurídica para la comuna uno estaría culminado antes meses antes de que acabase el año 2015, sin embargo, la comunidad vecina a la construcción asegura, que una vez terminado el año anterior, la obra no había progresado ni siquiera en un 50%, respecto a lo proyectado.

“En las primeras reuniones que tuvimos con los ingenieros a cargo de la construcción, nos prometieron que las obras estarían terminadas inicialmente para el 31 de octubre, después de que se evidenció el atraso nos están diciendo desde hace 3 meses que van en el 60%. Lo preocupante para nosotros como ciudadanos y veedores de la obra es que durante ocho semanas vimos totalmente suspendida la ejecución. Pese a nuestra intervención, no hubo quien nos atendiera para ponernos al día con la situación del proyecto”, puntualizó, Heriberto Ramírez, presidente de la Junta de Acción Comunal de Compartir.

Para la comunidad, aunque reconoce que es una obra necesaria, conjuntamente argumenta que el evidente atraso que presentan las obras se ha prestado para causar aumento de la percepción de inseguridad durante las noches, ya que las láminas de aluminio que protegen la construcción están sirviendo como reposadero para delincuentes y consumidores de sustancias alucinógenas.

“Las láminas de aluminio están ubicadas justo frente a nuestros hogares, y el espacio que queda entre ellas y las fachadas de nuestras casas deja un espacio relativamente estrecho. Para los consumidores de alucinógenos y los grupos de jóvenes de reputación dudosa, no sé por qué, este resultó parecer un sitio ideal para reunirse durante las noches a hacer de las suyas. Nuestros vecinos también han manifestado su inconformidad en la policía, que incluso está bastante cerca, pero no ha sido posible cambiar la situación. Lo único que ahora esperamos es que puedan retirar eso lo antes posible para que podamos volver a sentirnos tranquilos”, expresó, Claudia Castillo, residente cercana a la construcción.

Por su parte, Ernesto García, nuevo Secretario de infraestructura de Soacha, se comprometió con la comunidad y manifestó su interés por garantizar la pronta terminación de las obras, al tiempo que explicó cuál ha sido la situación de las mismas.

“Efectivamente hubo bastantes inconvenientes durante la ejecución de la obra, entre ellos fueron necesarias algunas suspensiones. Una vez establecido el gobierno de nuestro alcalde, Eleázar González, nos pusimos al frente de esta y más obras que requieren de toda nuestra atención y compromiso. Siendo así, los datos que nos dieron de la situación de la obra apuntan que hasta el momento se ha efectuado el 57%. Estamos comprometidos a establecer su término para el 9 de marzo del año en curso”, puntualizó el Secretario de infraestructura.

Para reiterar su compromiso con la comunidad el Secretario manifestó su interés por facilitar los canales de comunicación con la comunidad, de esta forma, busca generar una acercamiento que le permita estar al tanto de cómo se desarrollan las obras en el municipio y espera que todos actúen de forma responsable como veedores para que los términos generales se cumplan de forma correcta.

“Vamos a mantener las puertas abiertas para que cualquier persona sea veedora y tengan acceso a esta Secretaría. Espero poder atender de forma eficaz todas sus necesidades, requerimientos u observaciones. Estamos haciendo las gestiones necesarias para crear un portal donde la comunidad pueda ser partícipe y nos ayude a estar al día con el seguimiento de las obras que se están llevando a cabo en nuestra querida Soacha”, concluyó, Ernesto García.