Luego de conocer el caso de Henry Pedraza, cuyo hijo murió a principios de este mes dentro del vientre de su madre por un presunto caso de negligencia médica del Hospital Mario Gaitán Yanguas, la Personería de Soacha informó que será la Secretaría de Salud del departamento la encargada de investigar y esclarecer los hechos.


Dos semanas después de haberse conocido la denuncia hecha por Pedraza, la Personería Municipal aseguró que tuvo conocimiento del caso inmediatamente después de que sucedió, al tiempo que se acercó al centro hospitalario para investigar los pormenores de la situación:

“Inicialmente en la primera semana de junio, una vez tuvimos conocimiento del caso, nos acercarnos al Hospital Mario Gaitán Yanguas donde en principio hablamos con las trabajadoras sociales y posteriormente con el Subdirector Científico, Dr. Gustavo Castellanos, quien nos dio un informe pormenorizado de los detalles expuestos por los médicos tratantes. Una vez tuvimos conocimiento de la actuación del hospital, esperamos la denuncia formal ante la Personería por parte de la familia, quienes a los dos o tres días después de presentarse la situación, interpusieron la querella de manera oficial. Nuestra competencia en este caso fue remitir esa denuncia a la Oficina de Control y Vigilancia de la Secretaría de Salud de Cundinamarca, inmediatamente después de que se recibieron los documentos”, explicó Hernando Cortés, Personero de Soacha Delegado para los Derechos Humanos.

Lo anterior coincide con las afirmaciones hechas por el padre del niño, que en días pasados afirmó que aunque había puesto el caso en conocimiento de la Personería, esta no había actuado de forma pertinente y por lo tanto no tenía conocimiento de las actuaciones del ente de control para avanzar en la investigación. Sin embargo vale la pena mencionar que según indicó Cortés, ellos no son el ente competente para llevar a cabo dicho proceso y lo único que pueden hacer es ejercer el respectivo control para conocer las medidas que tome la Secretaría de Salud Departamental, a fin de poder dar esa información a la familia.

“Desde que se conoció el suceso han transcurrido 17 días y no se puede determinar aún qué ha pasado con el caso. Suponemos que por lo delicado de la situación la Secretaría aún no ha enviado resultados de las investigaciones y lo que se espera es que estas se realicen lo antes posible para ver si hay o no méritos para sancionar. Se debe dejar claro que la familia no se ha vuelto a acercar a la Personería para hacer las indagaciones de qué ha pasado con el caso”, agregó el Delegado para los Derechos Humanos.

En ese sentido se espera que la Secretaría de Salud de Cundinamarca emita un comunicado oficial en el que se den a conocer los detalles de la muerte de este menor, de manera que se pueda avanzar en el esclarecimiento de este lamentable hecho.

Enlace relacionado: 4333