Ante la Procuraduría General de la Nación fue acusado el personero de Soacha Ariel Pinzón luego de la polémica desatada la semana anterior donde éste cuestionó la gestión del nuevo Secretario de Educación Juan Miguel Méndez Molano.


Pinzón Ariza criticó también el papel de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD en el proceso de inspección y vigilancia relacionado con la cobertura de estudiantes del municipio, lo que motivó aún más al secretario para entablar acusación al Personero por falsa denuncia, abuso de autoridad y conflicto de intereses ante la Procuraduría General de la Nación.

Para Méndez no era claro por qué el Personero alegaba públicamente que el proceso de inspección de la UNAD en Soacha había costado por lo menos $4.000 millones de pesos y que no había dado resultados, a propósito de las denuncias hechas por el Presidente de la República en el sentido de que en Soacha se habían perdido en 2010 otro tanto de millones por niños matriculados no encontrados en la auditoría.

Según los archivos contractuales de la entidad, la UNAD únicamente contrató cerca de $800 millones para este propósito en el año 2008 y $1500 millones de pesos para este año 2011, los cuales apenas comienzan su ejecución en el próximo mes de agosto. Adicionalmente son más de 5.000 folios y archivos digitales en los que la UNAD explica cómo en 2008 realizó una detallada supervisión a la matrícula de niños contratada por el municipio en Colegios Privados y en la que encontraron que cerca de 3.000 menores no existían o estaban duplicados en los anexos de dichos contratos. Al final gracias a dicho
informe se descontaron cerca de $3.000 millones de pesos que de no ser por su rigurosa inspección, se habrían pagando de más a estos establecimientos privados. También denunció que por lo menos el 85% de estos colegios no cumplían con los estándares mínimos de calidad del servicio en cuanto a planta física, docentes y legalidad.

Igualmente resulta inexplicable para el Secretario Méndez la relación que el funcionario de la personería hizo entre este contrato de la UNAD con las denuncias del Presidente, ya que éste último se refirió fue a una inspección que el propio Ministerio de Educación contrató para la matrícula del año 2010 con otra empresa auditora y en la que al parecer no encontraron 3.521 estudiantes.

Para evitar que el proceso de inspección se vea afectado por estas versiones equivocadas hacia la opinión pública, el Secretario de Educación decidió acusar al Personero Municipal Ariel Pinzón y solicitó que sea directamente la Procuraduría General de la Nación la que vigile las actuaciones de la Secretaría en este sentido, toda vez que (según Méndez Molano) el Sr Pinzón faltó a la verdad en sus declaraciones y se encontró que anterior a desempeñarse en el cargo como Personero, prestaba sus servicios como apoderado legal de algunos de estos Colegios Privados que contratan con el municipio y que a su vez por este hecho se benefició económicamente a través de demandas contra el mismo municipio de Soacha.

Nota relacionada: 4694