El comerciante fue secuestrado en su camioneta por cinco personas, quienes lo golpearon, lo amenazaron y lo obligaron a sacar dinero.

Ya en su poder, los asaltantes obligaron al comerciante a hacer un recorrido por la ciudad para extraer dinero de sus cuentas.  El viacrucis para el hombre comenzó en la localidad de Suba, luego se desplazaron hasta Kennedy y finalmente lo llevaron hasta Cota, Cundinamarca, donde lo obligaron a salir del vehículo y luego lo dejaron abandonado a la orilla de una vía.

Sin embargo, la Policía se enteró del hecho y comenzó a hacer seguimiento del caso hasta que ubicó a los delincuentes, incluso se dice que hubo intercambio de disparos y los uniformados lograron capturar a tres de los cinco sujetos.

La policía alertó que de nuevo está cogiendo fuerza el secuestro exprés con el fin de obligar a las víctimas a sacar dinero de sus cuentas.

Foto: referencia