Medidas especiales para garantizar la tranquilidad y seguridad en Cundinamarca, fueron implementadas por la Administración Departamental, autoridades del Ejército y de la Policía, con el apoyo de la Registraduría Nacional.


En este sentido, el dispositivo de seguridad establecido cuenta con 4.500 uniformados de la Policía y 5 mil efectivos del Ejército que entrarán a reforzar la seguridad en las áreas rurales. Igualmente, la fuerza pública vigilará las 3.853 mesas de votación distribuidas en 404 puestos instalados en los 116 municipios que integran el Departamento.

El comandante de la Policía de Cundinamarca, Fabio Alejandro Castañeda, señaló que se cuenta con tres Magistrados del Tribunal de Garantías Electorales, quienes estarán recorriendo los diferentes puestos de votación instalados en el Departamento para garantizar la seriedad e imparcialidad en la jornada electoral, al tiempo que extendió una invitación a la ciudadanía a denunciar oportunamente ante las autoridades cualquier fraude electoral, así como alteraciones de orden público a los teléfonos 2603500 ó al 3175136979.

Igualmente, la delegada de la Registraduría Nacional del Estado Civil, María Lilia Ustariz, manifestó que la Registraduría desarrolló un plan para que los sufragantes puedan votar sin ninguna presión y con todas las garantías. En este sentido se estableció el sistema de voto bajo techo, de tal forma que los puestos de votación que estaban al aire libre se trasladaron a instituciones educativas, o en las plazas de mercado.

La Delegada informó que este año la Registraduría contrató un software para el sorteo del jurado, lo que permite que no se presente suplantación de los jurados. En este sentido, la elección de los jurados que fue hecha por el mismo software fue verificada por entidades como el Fosyga. Igualmente, a los votantes en esta oportunidad se les tomará la huella, la cual servirá como prueba, en caso de presentarse cualquier demanda.

Así mismo, la Alta Funcionaria señaló que la jornada estará siendo monitoreada por organismos internacionales como la OEA. Es de señalar que el equipo principal de la Registraduría estará ubicado en el municipio de Mosquera, y el alterno estará ubicado en Puente Aranda.

En el Departamento regirán también las medidas especiales del orden nacional como es la prohibición del uso de celulares, así como de cámaras fotográficas o de vídeo dentro de los puestos de votación, excepto los medios de comunicación garantizando la intimidad de los votantes. Igualmente, se encuentra prohibida la venta y consumo de bebidas embriagantes en el Departamento desde las 6 de la tarde del viernes 12 de marzo hasta las 5 de la mañana del lunes 15 de marzo.

A lo anterior se suma la restricción al porte de armas desde el viernes 12 de marzo hasta el miércoles 17 de marzo, así como la restricción a la circulación de motocicletas con parrillero a partir de las 6 p.m. del viernes 12 hasta las 6 de la mañana del lunes 15 de marzo.

Por su parte, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, hizo una invitación a los alcaldes, alcaldesas, personeros y personeras del Departamento a cumplir con rigor los principios de legalidad que enmarcan las jornadas electorales. Así mismo, destacó la presencia permanente y constante de la Procuraduría, entidad que direcciona un proceso democrático el cual se fundamenta en los principios de moralidad.