Seis barrios perjudicados por atraso de obras en la carrera 12 de la comuna dos

Para los residentes de Portalegre I, II y III sector, Nueva Portalegre, Sol de Portalegre y Portalegre Real, las obras que mejorarán la malla vial y el sistema de alcantarillado de la carrera 12, desde la calle 15 hasta la calle 22, se han convertido en un dolor de cabeza, puesto que aseguran que la demora que presenta la firma contratista ha perjudicado el acceso a todos los barrios en mención junto a la salud y economía de sus habitantes.


Desde el año 2013 el trabajo y la gestión de los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de los seis barrios perjudicados apuntaba a lograr la recuperación de la malla vial que comprende la carrera 12, desde la calle 15 hasta la 22, pero a pesar de la insistencia de los líderes, la intervención de la arteria se dio pasados dos años de las peticiones.

“Este año, gracias a la administración municipal se pudo dar inicio a las obras de la vía, pero la lenta intervención por parte del contratista tiene perjudicadas a las comunidades, puesto que se encuentran bloqueadas las entradas principales de todos los barrios, y para los dueños de vehículos la situación se tornó mucho más compleja, ya que todas las entradas de los parqueaderos también se encuentran bloqueadas”, puntualizó Sebastián Suárez, edil de la comuna dos.

Sumado al problema de comunicación que afecta a todo el sector de Portalegre, para la comunidad el atraso de las obras está generando incomodidades y detrimento en la economía de los hogares, debido al perjuicio que la polución ha causado en los negocios de los comerciantes.

“La obra es un bien para toda la comunidad, sin embargo la demora que se está presentando ya nos tiene demasiado perjudicados, tanto en nuestra economía como en la salud. Constantemente los niños e incluso los adultos sentimos molestia en la garganta y gripa; nuestros ingresos han disminuido significativamente ya que todas las entradas están bloqueadas y los andenes destrozados, quedamos invisibles ante la comunidad. Con la accesibilidad muy limitada y los locales llenos de polvo, difícilmente podemos trabajar como antes”, manifestó David Arreaza, comerciante del sector.

Si bien la demora en la conclusión de las obras tiene desesperados a la mayoría de los habitantes, quienes aseguran que incluso el ingreso a sus hogares es complicado debido al estado en que los contratistas dejaron los andenes, las juntas de acción comunal resaltan la necesidad de la intervención, por este motivo dirigen su llamado a la administración municipal y aseveran que debió establecerse un plan que no perjudicara tanto a los seis barrios.

“Son muy buenas las obras y debemos rescatar que se mejorará gran parte de la malla vial, sin embargo el gobernante de turno se acordó de su compromiso faltando tres meses para acabar su administración, dejando incertidumbre y desorden en todo el sector. El llamado de nosotros como líderes y yo, como edil de la comuna dos, es que nos especifiquen la fecha exacta de entrega de las obras para poder ser garantes de la tranquilidad y paciencia de la comunidad, al tiempo que podamos establecer alternativas para minimizar el impacto negativo que las obras han generado a las cientos de familias que viven en estos barrios”, aclaró Suárez.

Finalmente, hasta el momento y después de varios meses del inicio de las obras, los habitantes aseguran que durante las últimas semanas prácticamente los trabajos han estado estancados y el progreso que observan actualmente no supera el 40%. Esperan que el cambio de administración no perjudique aún más el tiempo de entrega para que puedan retornar a sus actividades y restaurar su economía.

cargando...