En sesión virtual de la Comisión Primera se realizó el Foro- Región Bogotá, organizado por el senador Gustavo Petro, de Colombia Humana, en cumpliendo con las condiciones para dar continuidad al trámite del proyecto de reforma constitucional sobre la creación de Bogotá Región. En la reunión participaron los sectores comprometidos en la iniciativa, los que dieron a conocer sus opiniones que serán claves al momento de ir al último debate ante la plenaria para la aprobación de la iniciativa.

Es así como asistieron alcaldes, diputados, concejales, organizaciones sociales y los legisladores de la Comisión Primera para escuchar las opiniones desde los diferentes sectores que en su mayoría se pronunciaron contrarios a la aprobación, argumentando el desconocimiento del contenido del proyecto de acto legislativo y una serie de dudas por el manejo administrativo, protección ambiental, servicios públicos, urbanismo, la falta de la consulta popular y lo más importante la duda sobre autonomía para la toma de decisiones que no es claro.

A su vez, el senador ponente del acto legislativo, Germán Varón, de Cambio Radical, dio paso para que todos los convocados expusieran sus inquietudes y opiniones que servirán para ajustar la iniciativa que próximamente irá a su debate final ante la plenaria. “Es de aclarar que Región Bogotá, le traerá a los municipios de Cundinamarca un gran apoyo para su desarrollo y solo es de abastecimiento y transporte, no se perderá autonomía de los mandatarios electos”, explicó.

En el desarrollo del foro, el congresista Rodrigo Lara, Cambio Radical, fue enfático en señalar que en caso de aprobarse sería un daño irreparable para la administración de los municipios de Cundinamarca y del Distrito Capital y las consecuencias son totalmente negativas para la región que crearía un Leviatán sin controles políticos, vigilancia, administrativo y estaría rigiendo a todos los municipios de Cundinamarca. Sería una nueva entidad territorial e inmanejable, incluso impondría nuevos impuestos por ser autónomo e inmanejable.

El congresista citante del foro, Gustavo Petro, argumentó que “aquí se discute que la nueva entidad quita la consulta popular y tiene que ser el eje central del estado de derecho y Bogotá Región no. La decisión debe ser de las comunidades y debe ser atendido por los alcaldes, concejales, diputados y Gobernador. Las decisiones deben ser consultadas solo con las comunidades”, a lo que agregó: “La corrupción política se traduce con el incremento del valor de la tierra especulando con elevados precios y destruye la economía rural como el ecosistema perdiendo todo su entorno natural como sucede en Chía, Cajicá, Bosa, Soacha”, denunció.

Así mismo afirmó que “la figura de Bogotá Región va a quitar la autoridad y autonomía a la Alcaldía Mayor de Bogotá y mandatarios locales y se la traslada al gerente e integrantes del ente que no tendría control político ni ciudadano. Sería un gran empresariado por encima de los mandatarios elegidos popularmente (alcaldes, concejales y diputados), elimina la consulta popular e imperarán intereses particulares”, expuso el dirigente del sector político de Colombia Humana.

Opiniones de participantes

Unos a favor y otros en contra fueron los puntos de vista que esgrimieron los participantes, pero destacaron la falta de información y contenido del acto administrativo y expresaron su preocupación al considerar que no se ha tomado en cuenta la opinión de las comunidades.

Las siguientes fueron algunas de las exposiciones de los asistentes:

Para la delegada de la Asociación de Empresarios de la Sabana, María Vélez, la Bogotá Región beneficiará a la zona para desarrollo armónico, mientras que la Veedora de Cota denunció falta de resocialización del proyecto y que traería serios daños ecológicos y sociales para su localidad.

El concejal de Bogotá Carlos Fernando Galán señaló que Bogotá Región debe tener muy claro el rol que van a tener los mandatarios en decisiones locales y no ser tomadas por los dirigentes que manejarán Bogotá Región y no perder la autonomías locales. “Yo lo apoyo, pero primero se debe conocer cómo será la ley orgánica”, dijo.

“Es una excelente oportunidad para trabajar con la administración de Bogotá para alcanzar beneficios de integración económica y social. Hay que empezar a hablar un mismo idioma. Siendo vecinos iremos a evolucionar con integración regional y estoy de acuerdo con la creación de Bogotá Región siempre y cuando se tenga autonomías locales”, manifestó el alcalde de Mosquera, Giuan Geromett.

El exgobernador, exministro y exsenador Andrés González indicó: “Este proyecto es necesario que se apruebe, ya que unirá aspectos del Área Metropolitana, Región y Capital. Esto nos generará desarrollo integral e inclusión social de equidad. Traerá progreso y unificará programas de educación ambiental, transporte y economía. Será importante para el país”.

“La clave es que la ley orgánica de la iniciativa tenga claro las funciones y en especial respetar la autonomía local y regional y cualquier decisión sea concertada y se priorice la protección ambiental con medidas amigables para el desarrollo integral” manifestó Manuel Rodríguez, de la Corporación Pro Defensa Sabana de Bogotá.

La concejala por Bogotá Susana Muhan precisó: “Se requiere que Bogotá Región tenga una alta participación local y regional y de la ciudadanía en todas las decisiones que se tomen en los proyectos y siempre se respete al sistema ecológico y ambiental como medida esencial”.

A su vez, el alcalde del municipio de Funza, Daniel Bernal, afirmó que sería una herramienta positiva para fortalecer el desarrollo integral y recomendó que la Ley orgánica que se incluye en el proyecto de reforma constitucional sea muy clara en la autonomía local y regional y se establezcan aspectos de protección ambiental, transporte y se mantenga la autonomía de los municipios.

“Región Bogotá permitirá seguir avanzando en temas sensibles para beneficio del departamento de Cundinamarca en aspectos de movilidad, servicios públicos y transporte con prioridad en lo ambiental, como se viene realizando con la recuperación del río Bogotá. La ley orgánica debe tener controles, supervisión y voz para concejos y alcaldes”, afirmó el diputado por Cundinamarca, Julián Sánchez.

El concejal de Zipaquirá Felipe Durán, dijo que ese municipio “se ha convertido en ciudad dormitorio y la expansión urbanística está afectando la producción rural despojando el crecimiento agrícola y con la creación de la corporación, nos seguirá afectando con la pérdida de autonomía y no nos han consultado. No estamos de acuerdo”.

Se requieren controles efectivos para frenar el urbanismo sin control y garantizar con prioridad el sistema ambiental de Cundinamarca y priorizar en la ley orgánica de Bogotá Región, que se tengan en cuenta las decisiones de las comunidades en la protección de ríos, bosques, páramos y fauna. “El urbanismo desmedido está acabando con los recursos naturales”, opinó Jiomar Bohórquez, representante del Club de Ciencia y Jóvenes por el Clima de Cundinamarca.

“Las áreas metropolitas están funcionando en otras regiones y no podemos perder la oportunidad para que los municipios de Cundinamarca podamos unirnos para el progreso y desarrollo regional”, indicó el alcalde de Guasca, Omar Cifuentes.

El concejal de Mosquera Ivonnet Tapia, dijo: “Estoy en desacuerdo por los negativos impactos ambientales y por el desplazamiento del sector productivo rural por los proyectos urbanísticos, vías de gran impacto como la ALO y más peajes nos afectaría notoriamente. Desconocemos la ley orgánica y no nos han llamado a consulta popular”.

«Me parece muy importante la integración que se va a lograr entre los municipios de Cundinamarca y la Gobernación con Alcaldía de Bogotá para unificar proyectos de desarrollo y que la interacción sea productiva para sus localidades y se adelanten obras de positivo impacto, pero se debe tener un mecanismo de control», manifestó Simón Gaviria, ex congresista y ex director del Departamento Nacional de Planeación, DNP.

Otros intervinientes entre los que se encontraron concejales de los municipios de Tenjo, Mosquera, Soacha, Chía, Zipaquirá, Cajicá, Tocancipá y Bogotá como de organizaciones sociales y ambientalistas, tomaron la palabra para reiterar que persisten dudas y desconocimiento total del proyecto de acto legislativo que no toma en cuenta ni se incluye para las decisiones en la corporación Bogotá Región y exigen que antes de llevar la iniciativa a la plenaria para su última aprobación se debe ajustar y dar a conocer la ley orgánica que regirá dicho nuevo ente administrativo.

Al finalizar, el senador Gustavo Petro, como organizador del foro, señaló que no se debe excluir la participación ciudadana y es necesario tener en cuenta las opiniones de las comunidades para decidir sobre la creación de la corporación y en las decisiones que se tomen en la misma en caso de que sea aprobado el proyecto de reforma constitucional que pasará a la plenaria en su último trámite legislativo.

Fuente: RadioSantaFe