Crece la polémica por el decreto 1779 de 2020 firmado por el presidente Duque que determina el aumento al salario de los congresistas en Colombia.

El aumento es de un 5.12%. Los legisladores pasarán de ganar $32’741.000 a $34’417.000, es decir, $1.676.000 más.

El senador Antonio Sanguino calificó como un “pésimo regalo del Gobierno para los colombianos”. Él sostiene que es una decisión absurda para un año en el que hubo colombianos que tuvieron que disminuir las raciones de comida que consumen en su día o tener que retirar a sus hijos del estudio.

“Hay unas mayorías parlamentarias que entienden el servicio público en función de sus propios intereses personales, una fuente de enriquecimiento personal”, criticó Sanguino.

Entre tanto, el expresidente Álvaro Uribe dijo que la bancada del Centro Democrática no recibiría el aumento. Sin embargo, Sanguino calificó esto como “demagogia barata” para “ocultar la verdadera actuación del partido de Gobierno”.

Fuente: laW