La afirmación la hizo el mismo gerente del sistema, Felipe Ramírez, quien dijo que el cierre incluiría el cierre de operación de buses del Sitp y TransmiCable.

Las declaraciones de Ramírez se conocieron después de que algunos concejales de la capital aseguraran que el proyecto de rescate social presentado por la Alcaldía de Bogotá al Concejo tendría irregularidades y dudas legales, incluso el debate previsto para este lunes se aplazó para el martes.

El Gerente aseguró que el sistema necesita con urgencia los recursos para rescatarlo de la crisis generada por pandemia y los hechos vandálicos en los últimos meses.

“Estamos solicitando al Concejo de Bogotá la aprobación de 1,15 billones de pesos adicionales con el fin de garantizar la operación del transporte público en Bogotá, las dificultades económicas las veníamos anunciando desde el principio de la pandemia”, aseguró Ramírez.

Ramírez fue enfático en la necesidad de aprobar los recursos adicionales porque, de no ser así, Transmilenio dejaría de operar en septiembre. “Tendríamos que suspender operación a finales de agosto o principios de septiembre debido a que esta situación genera dificultades para prestar el servicio”, dijo a la FM.

El Gerente recordó que el déficit también es a causa de los hechos vandálicos que sufrió Transmilenio durante los casi dos meses de protestas que vivió Bogotá y conllevó a que fueran cerradas 66 estaciones del sistema que quedaron totalmente destruidas.

Para el arreglo de estas estaciones fue necesaria una inyección de recursos que no se tenían previstos y a la fecha ya 45 de esas estaciones fueron recuperadas y están funcionando.

Fuente: Sistema Integrado de Información