La afirmación la hizo el secretario de Educación Ignacio Castellanos luego de conocerse el bajo porcentaje de vacunación en los menores de ocho años contra la Rubéola y el Sarampión.


“Nuevamente hacemos el llamado a los padres de familia para que accedan a esta campaña de vacunación que es de inmenso beneficio para los niños. Vemos con tristeza que los padres no están colaborando para aplicar estas vacunas, ante lo cual hemos expedido la resolución 1247 del 15 de octubre de 2010, donde se establece como requisito de matrícula para los estudiantes antiguos el carnet de vacunación con el esquema básico para los niños de 0 a 5 años y con el refuerzo en Sarampión, Rubeola y Viruela para aquellos menores de 6 a 8 años”, señaló el secretario.

La campaña es impulsada por las secretarías de Educación y Salud, entidades que han dado instrucciones precisas a los rectores y coordinadores de las instituciones educativas públicas y privadas para realizar la complementación de las jornadas de vacunación en sarampión y rubéola, dirigida a niños (as) de 1 a 8 años de edad.

“Ésta vacunación reviste gran importancia si se tiene en cuenta que para el proceso de matriculas del año 2011 uno de los requisitos fundamentales es presentar el carné de vacunación, además se debe realizar como medida preventiva para evitar epidemias y brotes en nuestro municipio”, señaló Zayra Saavedra, jefe PAI de la Secretaría de Salud del municipio de Soacha.

Es importante destacar que según circular emanada por el Ministerio de la Protección Social y el Ministerio de Educación Nacional, fechada el 26 de julio del presente año y teniendo en cuenta el decreto 042 de 26 de julio de 2010, “toda institución educativa en la que se atiende la población objeto debe solicitar la vacunación a las Secretarías de Salud, respectivas”.

Finalmente hay que recordar que el logro de la meta de vacunación total de los estudiantes permitirá al país consolidar sus acciones en vacunación y contribuirá a la obtención de la certificación internacional de eliminación del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita en toda la región de las Américas.