La Contraloría General de la República viene promoviendo encuentros ciudadanos en todos los municipios de la ribera del Río Bogotá, con el fin de conformar las veedurías que puedan ejercer el control a las entidades que intervienen en su recuperación.


“Son espacios para proponer la constitución de las veedurías ciudadanas del río como un instrumento de control social a la gestión pública que se cumple sobre el río”, explicó Martha Luques, funcionaria de la Contraloría, quien lideró esta jornada.

En el Centro Cultural La Quinta, habitantes del municipio, funcionarios de la Administración Municipal y la Personería, se dieron cita para conformar dichas veeduría; sin embargo, con antelación se presentaron varias razones de inconformidad, puesto que las empresas y entidades que intervienen en la recuperación del Río, específicamente en el problema ambiental de Sibaté, no han mostrado compromiso con la causa. “Toda esta problemática nos lleva a expresar ante la funcionaria de la Contraloría que no ha habido el apoyo del Gobierno, de las entidades departamentales y de los responsables del medio ambiente con la recuperación de río Bogotá y por ende del embalse del Muña”, fueron las palabras del alcalde municipal José Uriel González Vargas.

Sin embargo, se cumplió con el objetivo de crear la veeduría ciudadana que quedó constituida con los siguientes integrantes:

– Gustavo Guerra López
– Leidy Amparo Orozco Niño
– María Cristina Alfonso
– José Adelfo Flórez Gantivar
– Héctor Antonio Martínez
– Juan Álvaro Silva Camargo

Según la Luques, “el 01 de agosto se llevará a cabo la primera auditoria de seguimiento del Plan de Mejoramiento, pero la idea es seguir trabajando con el fin de ampliar el número de veedurías que hasta el momento llega a 20”.