La policía capturó a dos sicarios, uno portaba un arma de las fuerzas armadas venezolanas y el otro una pistola modificada propia de las bandas criminales.

El hecho se presentó en el barrio el Amparo, en Kennedy, cuando vecinos del sector alertaron a la policía sobre la presencia de varios sospechosos en moto.

La policía se encontraba en la zona en el plan de intervención a Bogotá y al ser alertados empezaron a hacer seguimiento con cámaras de seguridad. En las imágenes se detectaron tres motos con seis personas y de inmediato se desplazó una patrulla para interceptarlos, pero al llegar, fueron recibidos a tiros.

Los delincuentes emprendieron la huida, pero otra patrulla llegó al lugar y logró capturar a dos de los perseguidos, quienes, según la policía, son sicarios profesionales.

A uno de los capturados se le decomisó un arma de las fuerzas armadas de Venezuela, y al otro una pistola modificada y pintada con un color específico que identifica a las bandas de sicarios que actúan en la zona de Corabastos.  Igualmente se incautó la motocicleta en la que se movilizaban los dos sicarios, la cual figura como hurtada.

De acuerdo a las autoridades, los sujetos pensaban atentar contra la vida de uno o varios ciudadanos de la zona del Amparo.