En conjunto con autoridades departamentales, la Alcaldía de Sibaté hizo un operativo sorpresa en sitios donde se vende licor y cigarrillos para establecer su legalidad.

Los operativos fueron liderados por la Secretaría de Gobierno con el apoyo de la Gobernación de Cundinamarca bajo el programa anti contrabando (grupo de rentas), la Empresa de Licores del departamento, la Unidad Básica de Investigación Criminal – Sijin, y Policía Nacional.

Se visitaron establecimientos de venta y consumo de bebidas embriagantes con el fin de supervisar su procedencia y legalidad, y de ser necesario incautar y realizar el sellamiento del establecimiento.

El resultado de la jornada fue muy positivo, pues en el operativo únicamente fueron incautados algunas cajetillas de cigarrillos sin permiso de comercialización al darse cuenta de que no contaban con los permisos aduaneros vigentes.

Las autoridades advirtieron que al comprar cigarrillos y licor de contrabando se está poniendo en riesgo la salud, la de la familia y amigos.