Si bien la responsabilidad es de la gente, las autoridades deben aplicar el Código de Policía para evitar que calles y andenes sigan inundados de basura.

El ejemplo de hoy es en la entrada al barrio Villa Julio, al lado del conjunto San Carlos de la comuna seis.  Desde hace ya varios meses, personas incultas en inconscientes dejan la basura aprovechando que hay familias recicladoras en el sector, pero lo que se forma es un “reguero” que daña la estética de la zona y enferma a las personas por el mal olor que se genera.

“La gente cogió de botadero de basura  la entrada al barrio y no hay ningún control por parte de las autoridades ni de le empresa de aseo, necesitamos que nos colaboren”, dijo una residente perjudicada ya que las bolsas y desechos son dejados frente a su vivienda.

Se hace un llamado a las mismas personas residentes del barrio  para que no dejen la basura en el andén ni en la calle, y a las autoridades para que estén pendientes y sancionen a quienes hacen caso omiso de las normas de convivencia.