A través de una rueda de prensa en la Alcaldía de Bogotá, se anunció que el próximo 28 de mayo será la fecha definitiva de apertura de la Estación, la cual reducirá la congestión del puente peatonal de San Mateo.


En la ahora denominada Estación Intermedia de San Mateo, se habilitarán inicialmente dos nuevos accesos peatonales y comenzará a operar una ruta circular, que conectará a los usuarios con el Portal de Sur. Desde allí los usuarios podrán hacer trasbordos sin costo adicional y conectarse con el resto del sistema.

El nombre originario, Estación de Integración de San Mateo, con el que se prometió su puesta en marcha en cuatro ocasiones anteriores, ahora se denominará Estación Intermedia de San Mateo. Con la implementación de la misma y la apertura de dos entradas más, pasará de cuatro a 12 torniquetes con el fin de descongestionar el ingreso a los vagones.

Para descongestionar el interior de la estación, se habilitará un tercer vagón con el cual se reorganizará la estancia de los usuarios, mientras esperan los vehículos con el fin de evitar aglomeraciones.

La nueva Ruta Circular, que prestará el servicio con buses que ostentan una capacidad máxima de 80 pasajeros, descongestionará el ingreso a los vagones de la estación San Mateo, ya que conectará a los usuarios de la Estación Intermedia con el Portal del Sur; la frecuencia con la que se ejecutará esta nueva ruta será de tres minutos y no representará ningún costo adicional para quienes opten por usarla.

La Estación Intermedia también contará con 650 nuevos cupos para parqueo de bicicletas. Según el informe y los estudios realizados por la entidad, las medidas que empezarán a implementarse desde el 28 de mayo beneficiarán a 6.500 personas que se movilizan en hora pico en la estación.

Sin embargo, la preocupación más grande con la que los habitantes del municipio han sido reiterativos, es decir la implementación de un sistema de alimentación que reduzca el costo del transporte al interior de la ciudad, no está contemplada para el municipio en un futuro cercano.

Alexandra Rojas, gerente general de Transmilenio, fue puntual al señalar que las rutas alimentadoras no se implementarán para Soacha hasta que se resuelvan varios puntos expuestos por la entidad, entre ellos la optimización de la malla vial y la construcción de las fases dos y tres.

“En este momento el tema de los alimentadores en Soacha no podemos implementarlo, teniendo en cuenta que la estación está totalmente saturada. Nosotros tenemos mucha experiencia en la operación de troncales y sabemos que cada vez que habilitamos alimentación, la estación tiene un incremento de uso bastante significativo; el sistema en las condiciones actuales no puede de ninguna manera dar al servicio una alimentación que signifique un incremento en el uso de la estación”.

Según las declaraciones de la gerente general de Transmilenio S.A. para la implementación de rutas alimentadora es imprescindible la construcción y puesta en marcha de las fases dos y tres de Transmilenio, no obstante asegura que la entidad no es responsable y tampoco tiene que ver en la construcción de las mismas, por lo tanto la responsabilidad recae sobre el Gobierno Nacional, Departamental y Municipal.

“Lo que vimos desde el inicio de los estudios es que las fases dos y tres van a ser absolutamente fundamentales, incluso las estaciones estarán mucho más cerca, pero los alimentadores se contemplarán en su momento. Hasta ahora, sin fases dos y tres no puedo pronunciarme al respecto.

Transmilenio no tiene ninguna injerencia en las fases dos y tres en Soacha, nosotros somos una entidad que opera en Bogotá. Pero esta es una decisión que debe tomar el Gobierno Nacional, la Gobernación de Cundinamarca y el municipio de Soacha”, puntualizó la gerente.

En conclusión, la puesta en marcha de la Estación Intermedia se dará sin su objetivo principal, planteado al principio del proyecto, que sería darla a funcionamiento como Estación de Integración. Para los habitantes del municipio, el costo de su movilización hasta Bogotá seguirá costando un 50% más de lo debido.

Cecilia Sandoval, habitante de la comuna uno, concluyó: “Desde hace varios años nos han prometido la puesta en marcha de la estación, se supone que esta entraría a funcionar con las rutas alimentadoras; sin embargo seguiremos movilizándonos con pañitos de agua tibia que no solucionan nuestro mayor inconveniente, el gasto exagerado en la movilización desde nuestros hogares hasta el sitio de trabajo. Solo esperamos que esta vez sí empiece a ser de utilidad y disminuya la congestión».

Así operaría la estación de integración San Mateo.

Periodismopublico.com aclara que los errores de la imagen provienen del archivo original emitido por Transmilenio y Alcaldía de Bogotá.