Ante el gran desorden que existe en las direcciones de la ciudad y debido a la confusión que se genera en este aspecto, el ejecutivo municipal presentó a consideración del concejo el proyecto de acuerdo No. 23 por medio del cual se busca implementar un nuevo modelo de nomenclatura vial y domiciliaria en Soacha.


El ponente del proyecto es el concejal Andrés Jaramillo, quien ha venido haciendo un estudio juicioso para justificar su aprobación en comisión y posteriormente en plenaria.

“Soacha carecía de un estudio técnico y jurídico para poder reorganizar todo el tema de direcciones domiciliarias en el municipio. Encontramos varios errores como por ejemplo que no existe un verdadero modelo de nomenclatura, las direcciones están desordenadas, no hay un crecimiento lógico de las mismas, no hay un lugar de partida, es decir, no se sabe dónde parten, dónde terminan o dónde se incrementan las direcciones, se duplican en varios sectores, los ciudadanos se ubican por sitios desconocidos o por señas. Por ejemplo, yo vivo en Ciudadela Sucre, cerca al batallón…. O casos como la 13 con 7 en el centro, en Compartir, en el León XIII, en muchos sitios las direcciones son casi que iguales. Otro ejemplo, saliendo de San Mateo, a la altura de Terreros, llegamos a la 38 y luego sigue Simón Bolívar y Quintanares e iniciamos con la cuarta. Entonces de la 38 a la cuarta hay sólo un salto de unos 15 metros, pero en direcciones es como si fuera cualquier cantidad de terreno, entonces son casos para que nosotros podamos comprender un poco el por qué la importancia de implementar una nomenclatura correcta al municipio de Soacha”, explicó el cabildante.

No hay duda que la falta de un nuevo modelo de nomenclatura en Soacha genera desorientación en la población, incluyendo los nuevos sectores en crecimiento como Ciudad Verde, Maiporé y las otras urbanizaciones. “Al traer un nuevo modelo la ciudad va a tener muchos beneficios, no solo para las personas que tienen una casa sino para quienes viven en propiedad horizontal porque la placa de la dirección va desde la portería, al interior, al bloque y al apartamento”.

El proyecto de Unificación de Nomenclatura en el municipio de Soacha busca elaborar el proceso de unificación y actualización para el área urbana del municipio.

Actualmente el municipio cuenta con tres normas vigentes en materia de nomenclatura:

  • Acuerdo 35 de 21 de diciembre de 1997.
  • Acuerdo 52 de 25 de diciembre de 2000.
  • Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio

Conclusiones de la normatividad existente

  • Definiciones contrarias en las normas citadas
  • No se establece la autoridad responsable en el municipio que articule las demás entidades en el tema y sectores productivos, ni tampoco son expresas las funciones y atribuciones.
  • Impide la exigencia de nomenclatura estandarizada a los actores que han asignado direcciones (ESP, Registro Instrumentos Públicos, entre otras).
  • No se establece el mecanismo para ordenar la adopción de la nueva nomenclatura a las demás entidades.
  • Esos proyectos de acuerdo se pasaron simplemente a la actualidad pero nunca pensaron en el futuro.

El nuevo modelo

Este proyecto de acuerdo se inicia desde cero pero es muy expansivo. Es decir, si Soacha sigue creciendo, las personas no van a tener problemas de direcciones sino que se van a ir añadiendo al nuevo modelo ordenadamente, repercutiendo principalmente en tres aspectos:

  • Integración Ciudad Región
  • Parametrización
  • Ejes Estructurantes

El nuevo modelo va a permitir que las zonas unificadas de nomenclatura del Municipio de Soacha sean regiones o polígonos definidos por el cruce de los ejes estructurantes, estos obedecen a un orden lógico de correspondencia vial alfanumérica, cuyo fin es garantizar la consistente corrección o definición de nomenclatura vial y domiciliaria.

“Como ponente de este proyecto que trae una organización y un ordenamiento territorial, que es beneficio para las comunidades y trae grandes ventajas, los invito este lunes a las 8 am para que en el recinto del concejo se escuche el tema, se debata en comisión y seguramente se apruebe, al no ser que tal vez las cosas cambien por la misma comunidad, porque los habitantes tienen un papel importante de acuerdo a la Constitución política, que el pueblo soberano tiene voz y voto en las decisiones del municipio de Soacha”, finalizó el concejal ponente Andrés Jaramillo.