Son múltiples las quejas de los habitantes de Soacha sobre la presencia de habitantes de calle en diferentes sectores de la ciudad, atribuida al desplazamiento que sufrieron quienes estaban concentrados en el conocido sector del Bronx en Bogotá. Aunque las autoridades no se han pronunciado, la comunidad prendió las alarmas.


Una situación similar a la que se vive en municipios aledaños a Bogotá como Chía, Cota, Sibaté, Funza, Madrid, Mosquera, Facatativá, Zipaquirá y Fusagasugá es la que enfrenta Soacha al estar expuesta a la llegada masiva de habitantes del Bronx.
Ya se han presentado situaciones complicadas en algunos municipios, en donde las autoridades han tenido que actuar con contundencia.

En Cajicá, por ejemplo, el fin de semana fue detectado un grupo de habitantes de calle intentando asentarse en varios sectores del casco urbano, pero la reacción rápida de la Policía evitó que esto sucediera. Las autoridades difundieron registros fotográficos en donde se observa claramente el grupo que fue retenido y devuelto a Bogotá. “La Alcaldía y la Policía Nacional continúan controlando la entrada de los habitantes de la calle del Bronx al municipio”, dice el reporte.

Simultáneamente se conoció que en otros municipios vecinos a Bogotá reportaron la posible presencia de desplazados del Bronx, aunque ninguna autoridad lo ha confirmado.

En Soacha quienes han alertado sobre la situación son los mismos habitantes, ya que argumentan que la presencia de habitantes de calle ha aumentado en los últimos días. “Desde el pasado jueves hemos visto por lo menos a ocho personas mal trajeadas rondando las calles y las zonas verdes. Están muy sucios y huelen mal”, dijo Blanca Pazmiño, residente de San Mateo.

En el sector aledaño al conocido “Campo de los locos”, también han sido vistos varios habitantes de calle, especialmente en las noches. “Pues aquí normalmente se ven debajo de los árboles o entre el pasto, pero la verdad esta semana la presencia de ellos ha aumentado”, aseguró una residente del barrio Villa Clara, quien pidió reservar su identidad.

Ante la situación, las autoridades de Soacha guardan silencio, pero en Cundinamarca sí hay un pronunciamiento y un llamado a estar pendientes. Recientemente se hizo una reunión entre Policía, Ejército, delegados de algunas alcaldías y de la gobernación, en donde se acordó empezar a tomar medidas contundentes para evitar la presencia de habitantes del Bronx en los municipios del departamento.

«Hemos dado instrucciones para fortalecer la atención y un despliegue especial de diversas fuerzas del orden a los municipios vecinos con el fin de evitar el desplazamiento de habitantes de calle a poblaciones como Soacha, Sibaté, Funza, Chía y Cajicá, entre otras; la idea también es evitar el expendio de estupefacientes, los homicidios, la invasión de predios y terrenos baldíos y el hurto simple”, aseguró el gobernador Jorge Rey.

La advertencia está hecha y ahora corresponde a las autoridades controlar posibles desplazamientos masivos hacia los municipios.