Soacha no tendrá alimentadores hasta que no se concluyan fases dos y tres

La gerente de Transmilenio, Alexandra Rojas, reiteró que por ahora no es posible implementar el servicio de alimentación en Soacha porque el sistema colapsaría. Aseguró que los articulados están transportando diariamente desde y hacia este municipio cerca de 100 mil pasajeros sin el apoyo de los buses verdes.


alimentadores.1.jpg

No es la primera vez que la gerente de Transmilenio se refiere al tema. Desde el comienzo ha manifestado que no habrá buses alimentadores en Soacha, hasta tanto no se terminen las fases II y III.

Esta semana volvió a hablar del tema luego de las protestas del pasado martes y señaló que si se habilitaran alimentadores el sistema colapsaría porque el número de pasajeros aumentaría ostensiblemente. “En el mismo momento que pongamos al servicio los alimentadores, el número de pasajeros se incrementaría en una forma altísima, lo que generaría un caos peor que el que se vive hoy”, aseguró.

Pero quienes utilizan diariamente el sistema consideran que es injusto pagar doble pasaje y rechazan que a Soacha siempre se mire de forma discriminatoria porque la tarifa en los articulados es igual que en Bogotá, con la diferencia que para llegar a las estaciones no hay alimentadores.

“Yo por ejemplo vengo desde Altos de la Florida y me toca todos los días pagar mil pesos para llegar a la estación San Mateo y en la tarde para devolverme igual”, añadió Alba Luz Espitia, usuaria del sistema.

Y como ella son miles las personas que deben pagar doble y hasta triple pasaje para poder abordar los buses rojos.

Haciendo cuentas, una persona que resida en Soacha y trabaje o estudie en Bogotá, y que se transporte de lunes a sábado, debe disponer de 50 mil pesos adicionales para movilizarse, además de los $100 mil que cuesta el pasaje normal en Transmilenio.

“Esto es lo que nunca ha entendido Transmilenio. En Bogotá uno sale de su casa y coge un alimentador para llegar al portal, es decir, sólo paga el pasaje de ingreso al bus rojo, pero en Soacha toca disponer de plata adicional para llegar a San Mateo porque el pasaje dentro del sistema es igual que en la capital”, aseguró Carmen Cecilia Páez, usuaria del sistema y residente en el sector de Ubaté.

Soacha es el único sitio donde opera Transmilenio sin alimentadores, pero la tarifa es la misma que en las demás troncales. Por eso, en repetidas ocasiones el alcalde de este municipio, Eleázar González, ha pedido que la tarifa establecida para acceder al sistema debe ser inferior que en la capital, porque el servicio no es completo.

Para “esperanza de muchos y consuelo de pocos”, las fases dos y tres están proyectadas para entregar en 2021, como quien dice, en los siguientes cuatro años los soachunos no podrán ver rodar los buses verdes por las calles de la ciudad y la ilusión de no pagar pasaje hasta la estación San Mateo, es solo eso: una ilusión.

Sobre Periodismo Público 31440 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca