Como es costumbre para esta época que se aproximan las elecciones, nuestro municipio no dejar de ser el más visitado y recordado por propios y extraños, con el único objetivo de conseguir la mayor cantidad de votos posibles y hacerse elegir en los cargos de elección popular.


Para las pasadas elecciones contábamos con un potencial electoral de 183.865 ciudadanos aptos para el voto, de acuerdo a los datos de la página de la Registraduría Nacional del Estado Civil, a lo que se suman las últimas cédulas inscritas que llegan a 190.595 y que seguramente no pasarán desapercibidos especialmente para los políticos oportunistas.

Soacha a diferencia de otros municipios de la región y el país, es la única ciudad en donde sus últimos Alcaldes no viven en la ciudad; al parecer varias de sus decisiones se deben manejar por celular y redes sociales, y lo típico como es costumbre, alguna propiedad deben tener para de alguna formar justificar los impuestos y tributos con Soacha. Es más, un simple detalle, las placas de los vehículos particulares de la mayoría de funcionarios y principales líderes políticos no corresponden a los registros de la ciudad; sin embargo sus sueldos, salarios y más beneficios salen de los recursos del Municipio.

Decía al inicio de esta columna editorial que Soacha se ha convertido en el primer destino turístico de los candidatos a Cámara y Senado para las próximas elecciones del 9 de marzo, y sin resentimiento alguno debo asegurar que como en ninguna otro municipio del país somos visitados por propios y extraños; digo propios a todos y cada uno de los candidatos que dicen tener sentido de pertenencia con la ciudad y hablan en nombre de ella, cuando muy bien sabemos que viven en la capital de la república, salvo la excepción de los que de alguna manera viven o tienen una actividad permanente con el Municipio.

Por esta ciudad ya han pasado cuatro candidatos cabeza de lista para el Senado de la República; otros tendrán listas sus agendas para, con o sin invitación, llegar de visita cuando falta menos de un mes para las elecciones. De igual forma es fácil observar las reuniones con candidatos a Cámara y Senado en los diferentes lugares aptos para este tipo de encuentros; muchas de ellos trabajan en silencio y no dan la cara a la prensa; otros se publican por medio de las redes sociales, en fin, en estos últimos días trabajan incansablemente para tratar de absorber la mejor votación posible. En la publicidad y propaganda política que aparece en las calles, casas, edificios y otros sitios, se puede observar la una gran cantidad de pancartas, pasacalles, pendones, murales, afiches y todo tipo divulgación de los aspirantes que por medio de sus contactos, de una u otra forma quieren llegar a nosotros para tratar de cautivar el voto. Es sorprendente ver como hablan de nuestros problemas con propiedad y se abanderan de ejecuciones y proyectos que como siempre quedarán en el olvido.

Pero aún es más doloroso y triste observar que los verdaderos valores políticos identificados de una u otra manera con la ciudad desconocen las candidaturas de sus amigos, vecinos y conocidos que seguramente con sus buenas intenciones nos pretenden representar en el Congreso de la República; seguramente sus razones deben tener y es natural, como lo determina la Constitución y la Ley; sin embargo desde mi punto de vista se cierra y se niega la posibilidad de que se escuche la voz representativa de Soacha en lo más alto del poder Legislativo; esto dicho en otras palabras, permitimos que el producto del turismo de los políticos que llegan de paso a pescar en río revuelto, tenga sus resultados efectivos con la triste realidad que una vez que llegan al poder, se olvidan de que deben reintegrar en proyectos de bienestar y desarrollo para ese Municipio, del cual como es de costumbre, se llevaron sus votos y se olvidaron.

Aprovecho este espacio para de igual forma recordar que varios de nuestros aspirantes que tuvieron la oportunidad de representarnos en alguno de los poderes del Estado; ¿alguno de ellos devolvió a Soacha el favor recibido? O en efecto será que en otros municipios diferentes al nuestro, sí dejaron huella de su trabajo? Sin lugar a equivocarnos, son respuestas que solo ellos le deben a la comunidad y el actual electorado es consciente de lo significan los políticos del municipio y la región ¿Será acaso esa una de las causas por la que se buscan nos representen políticos de otras ciudades y regiones, porque los nuestros no han servido ni para la nuestra?….varias interrogantes resultan; sin embargo se debe esperar que alguno de los nuevos cambie la forma de pensar y actuar, por la construcción de una Soacha nueva en donde se refleje la prosperidad y el progreso.

@galodejesus