La comunidad de Soacha respondió a la convocatoria de los líderes y organizadores de la marcha “Todos por Soacha”, con la que se envió un contundente llamado de atención al gobierno nacional con el fin de subsanar la crisis social, de movilidad y salud, que se ha acrecentado en el municipio.


A partir de las 6:00 a.m. los líderes comunitarios empezaron a reunirse en la entrada a Maiporé, acompañados de representantes de entidades y colectivos para organizarse y marchar durante medio día a lo largo de la Autopista Sur, hasta llegar al límite entre Soacha y Bogotá. La presencia de la policía, esta vez para proteger y acompañar a los manifestantes, ayudó a dar continuidad al tráfico, al tiempo que los simpatizantes avanzaron de forma pacífica y ordenada.

Hacia las 11:00 la movilización llegó a la primera meta planteada, que era la entrada a Bogotá; ahí los participantes bloquearon durante quince minutos la totalidad de la Autopista Sur, asegurando que el objetivo principal de la movilización era obtener una respuesta pronta por parte del mandatario presidencial, Juan Manuel Santos y el Ministerio de Hacienda, referente al cumplimiento de muchas de las promesas olvidadas en el municipio.

“Hasta el momento hemos tenido un balance excelente, ya que los habitantes de Soacha estábamos dormidos y por eso es que el gobierno nacional nos ha incumplido todo lo que nos ha prometido. Somos cientos de personas que estamos exigiendo las fases dos y tres de Transmilenio, puentes peatonales, infraestructura para atender temas de educación y salud. Nuestro llamado es contundente pero respetuoso con el cual queremos demostrar que con organización y respeto podemos trabajar por nuestro municipio”, destacó John Páez, uno de los organizadores de la “Marcha por la Dignidad de Soacha”.

Sector público y privado también se unieron a la protesta que se extendió por casi siete horas; los representantes de la salud y los demás servicios para los residentes del municipio resaltaron que las entidades no dan abasto y tampoco cuentan con los recursos para atender a cerca de un millón doscientas mil personas que actualmente se encuentran residiendo en el municipio. Conjuntamente, tanto líderes políticos, comunitarios y representantes de la comunidad, manifestaron su desacuerdo con la exagerada construcción de viviendas en el municipio.

A las 12:30 m. la comunidad llegó al punto final de concentración en Unisur, donde se establecieron las conclusiones de la jornada y el plan de trabajo a través del cual se espera hacer un seguimiento firme a la iniciativa que desde hoy representa al municipio a nivel nacional: “Todos por Soacha”.

“Yo creo que el gobierno nacional escuchó al municipio y con base en la actividad realizada hoy, ya tenemos definido el comité de toda la gente de bien del municipio, quienes velaremos porque haya una respuesta a favor de los intereses de Soacha; de no ser así, buscaremos una nueva fecha para demostrarle al país que a Soacha no se le puede desconocer”, enfatizó Orlando Balaguera, participante en la manifestación.

Sor María Ramírez, líder comunal y simpatizante de la marcha, reconoció el interés de la comunidad y el excelente comportamiento demostrado durante la manifestación; también enfatizó sobre la importancia del trabajo que se realizará desde la asamblea permanente que vigilará el progreso y la respuesta por parte del gobierno nacional.

“Soacha respondió a ese clamor, a ese llamado de personas que nos identificamos con la ausencia del gobierno nacional en nuestro municipio, ha sido muchísimo lo que hemos tenido que cargar y la indiferencia por parte del gobierno nacional. El comité que se encargará de vigilar la respuesta del gobierno nacional está conformado, hasta el momento, por diez personas que hacen parte de todos los sectores territoriales y sociales del municipio”, destacó.

“La personería estuvo muy atenta a verificar que se garantizara el derecho que tienen a la protesta todos los ciudadanos, al igual que el derecho a la movilidad de los otros ciudadanos que decidieron no participar. De esta formas fuimos testigos del excelente balance con el que concluyó la marcha y el resultado logrado por la comunidad mediante un llamado masivo que se destacó por el orden y el compromiso de toda una ciudad”, agregó el personero municipal, Ricardo Rodríguez.

Para concluir, en los dos plantones realizados, tanto en límites con Bosa a las 11:00 a.m. y en Unisur a medio día, los líderes y organizadores de la marcha exigieron una respuesta por parte del gobierno nacional, la cual debe ser manifestada a más tardar el 1 de junio, de no obtener respuesta alguna, se convocará para que el municipio busque nuevas alternativas con el fin de centrar la atención en la crisis social, económica y de infraestructura que atraviesa Soacha.