Con la adquisición de una retroexcavadora tipo oruga, la Alcaldía Municipal de Soacha se sigue preparando para la atención de emergencias sin depender de otras entidades y así mitigar los posibles riesgos. La compra de la máquina hace parte de uno de los compromisos anunciados el año pasado durante la realización de las jornadas de ‘El Alcalde en su barrio’.


La nueva retroexcavadora tiene la misión de realizar el mantenimiento de las fuentes hídricas existentes en el municipio, tales como humedales, canales y el mismo Río Soacha. Lo que se busca es adaptar dichas fuentes con el fin de prevenir los estragos ocasionados por las inundaciones y los desbordamientos, de tal manera que la comunidad no se vea afectada por esta causa. Igualmente, se busca hacer frente al cambio climático.

“Estamos muy satisfechos, yo anunciaba esto en las jornadas de ‘El Alcalde en su barrio’ cuando decía que íbamos a adquirir una maquinaria, porque siempre que queríamos hacer una intervención en un humedal o alguna fuente hídrica, teníamos que remitirnos a la CAR, pero los tiempos de respuesta no eran los mejores para nosotros. Entonces decidimos hacer esta inversión de la gestión del riesgo con el fin de evitar inundaciones futuras y estar controlando nuestros recursos hídricos. En este caso hemos empezado por el humedal Tierra Blanca, que ha tenido una intervención relativamente reciente, porque debemos tener el espejo de agua recuperado. El cambio climático ha afectado mucho los humedales, entonces estos se van secando. En ese orden de ideas, lo que queremos es facilitar la preservación del líquido y evitar de esta manera que los humedales sean invadidos”, explicó el Alcalde Juan Carlos Nemocón.

Según el mandatario, inicialmente se tiene previsto que durante un mes se trabaje en el humedal Tierra Blanca, de modo que en octubre se vaya a la desembocadura del Río Soacha, empezando en el Río Bogotá aguas arriba. De acuerdo con Nemocón, de nada sirve empezar a hacer alguna intervención en los sectores altos del municipio, porque se forman unas piscinas que en época de invierno van a superar rápidamente los afluentes dado que no hay la capacidad de desagüe, por eso se empezará al derecho, que es de abajo hacia arriba. Posteriormente, luego de uno o dos meses, el tiempo que sea necesario, se irá subiendo hasta lograr llegar a la parte alta del río donde inicia el sector urbano, en barrios como El Cardal y Llano Grande:

“Es una retroexcavadora de oruga, que tiene el brazo más largo de los existentes en el mercado, lo cual nos permitirá llegar bastante lejos desde la orilla. Hicimos una inversión cercana a los $660 millones de pesos, no obstante, haciendo el análisis costo – beneficio, vemos que es una máquina nueva que tiene una garantía y tendrá mucha funcionalidad, pero ante todo, que es algo que se necesita debido a que todos los días en Soacha estamos expuestos por la capacidad hídrica de nuestros vertimientos, siempre estaremos padeciendo por una inundación. Es decir, si mañana cayera un aguacero torrencial y necesitamos tomar una decisión, sencillamente vamos con la cama baja y desplazamos la retroexcavadora, pues es de nuestra autonomía y no tenemos que esperar a que otra entidad nos la aporte”, concluyó el Alcalde de Soacha.