Con este celestial eslogan Gloria Liliana Uribe Ríos” pastora de una congregación religiosa logró llegar al Concejo Municipal de Soacha hace seis años, gracias a los votos de sus fieles ovejas.


Hasta hace algunos años Gloria Liliana Uribe Ríos era una desconocida en el medio político de Soacha, y a decir verdad, aún lo sigue siendo.

No obstante, Dios en su inmensa generosidad la ungió con la prosperidad política, y sobre todo, la bendijo con la unción de la prosperidad económica, y de qué manera.

A sotto voce se escucha que Gloria no es solo una de las mayores electoras del partido de la “U” sino que también es una de las mayores beneficiarias de “convenios” o “contratos educativos” con la Secretaría de Educación de Soacha.

Así como Jesucristo multiplico los peces y los panes, Gloria también desde su llegada al poder multiplicó sus instituciones educativas y por supuesto también los “convenios”

Este milagro, que comenzó hacia varios años, se dio con su ingresó al partido Cambio Radical de la mano de su primer mentor político Fernando Ramírez Vásquez.
Luego Gloria al darse cuenta que “el amor al dinero es la raíz de toda clase de males y por codiciarlo algunos se han desviado de la fe” terminó en las filas del partido de la “U apoyando la aspiración divina de José Ernesto Martínez Tarquino a la alcaldía de Soacha, que providencialmente alcanzó con el eslogan “Soacha para Vivir Mejor” aunque debió haber dicho que fue para “vivir peor”

Desde entonces Gloría ha venido ejerciendo no solo el poder celestial en su asociación religiosa sino que también ejerce el poder mundano, es decir el poder político en forma además pragmática. Es que ella, a diferencia del expresidente Darío Echandía, sí sabe para qué es el poder.

El balance de la concejala en términos políticos no ha sido tan exitoso como lo ha sido en la salvación de almas y ovejas descarriadas, y sobre todo como lo ha sido en el éxito económico.

Si se considera que de los 6 años que lleva ejerciendo el poder, hasta la fecha no aparece radicado proyecto alguno de su autoría que contribuya a aliviar las pesadas cargas de la población más pobre de Soacha, porque de las espirituales sí se encarga ella.

Entre los pobres logros políticos de la pastora Gloria, está el haber sido la presidenta del Concejo Municipal durante el periodo 2008 y ser ponente del Plan Municipal de Desarrollo “Soacha para Vivir Mejor” y presidió el debate de 65 proyectos de acuerdo de los cuales se aprobaron 51.

La honorable concejala debe recordar que si bien ser presidenta por uno o más periodos de la corporación es un logro, presidir los debates no lo es tanto, pues tal responsabilidad es apenas una de las tantas funciones y deberes inherentes al cargo, razón por la cual no se debe considerar como mérito alguno.

Por contrario, sí es preocupante que la honorable concejala este presente muy puntual para contestar el llamado a lista al inicio de las sesiones, pero luego se ausenta y nunca permanece en el recinto al menos para hacer presencia, y mucho menos para participar de los debates.

Al revisar la asistencia, en efecto se puede constatar que la ungida siempre contesta a lista, pero una vez cumplido este requisito, desaparece del recinto como por arte de magia hasta la siguiente sesión.

[email protected]