A través de la donación que realizó la Fundación Bill y Melinda Gates, 26 bibliotecas públicas del país obtuvieron elementos tecnológicos para fortalecer sus procesos con los usuarios. La biblioteca Joaquín Piñeros Corpas fue una de las beneficiadas e iniciará un proceso de apropiación y uso de tecnologías unido con procesos lectores.


El municipio de Soacha hace parte del proyecto piloto de uso y apropiación de tecnologías en las bibliotecas públicas del país, esta primera fase abarca 26 bibliotecas y pretende expandirse a las 1400 existentes en el territorio nacional. De esta manera, el municipio se convierte en un modelo para mostrarle a otras bibliotecas cómo se está manejando el uso de tecnologías dentro de los recintos de consulta. Cabe resaltar que la donación fue anunciada el año anterior (http://bit.ly/13ColLE) y consiste en: 10 tabletas, 1 pantalla interactiva, 1 pantalla informativa, 1 scanner multifuncional, 1 sistema de audio, diademas, micrófonos y software de apoyo para la utilización de las tabletas.

La presentación de la implementación de la propuesta inició con una intervención de Jerónima Sandino, quien en representación del Ministerio de Cultura, recordó a los participantes que la Joaquín Piñeros es una «Biblioteca Viva» y además comprometió a los asistentes a continuar visitándola, al igual que hizo entrega de una placa de identificación del lugar al Director de Cultura del Municipio, Nelson López. También representantes de la biblioteca expusieron sus programas, logros frente al Plan del Desarrollo y actividades dirigidas a la comunidad. Bibliotecas vivas, es un programa de fortalecimiento del Plan Nacional de lectura y escritura en donde se busca optimizar los programas de promoción de lectura en el país, a través del uso de diversas fuentes de acceso a la información y conocimiento.

Por otra parte, Mónica Torres, coordinadora de informática y tecnología de Fundación Carvajal, informó que la Fundación donó la licencia de la estrategia «La llave del saber», una herramienta que consiste en un pequeño llavero con código de barras. “La llave del saber es un sistema que permite identificar de manera única a los usuarios de las bibliotecas, permite conocerlos y registrar sus datos en cada visita a la biblioteca. Se asocian los datos de la persona a un código de barras, así cada vez que ingresen a la biblioteca no se tendrá que dar datos, y con ello se agilizan procesos y desaparecen planillas de usuarios”.

Por su parte, Nataly Granados, es una joven universitaria que realizará una pasantía del Ministerio de Cultura en la Joaquín Piñeros, su proyecto particular es “trabajar con la población juvenil del municipio para finalizar con un proceso de capacitación donde los jóvenes como producto final entregarán un cortometraje, el proceso iniciará la próxima semana y terminará en el mes de diciembre”, informó la joven.

Por su parte, Nelson López, Director de Cultura del municipio de Soacha afirmó: “Esto es de gran importancia para el municipio, porque se empieza a ver cómo crecen los procesos y se aumenta la asistencia de personas al municipio, se atraviesa por diferentes lenguajes, así la gente optimiza su aprendizaje y se beneficia del saber”.

Mirtha Judith Castro, bibliotecóloga explicó que los implementos tecnológicos donados por el Ministerio van a integrarse a los programas tradicionales de la biblioteca: “La dotación va a funcionar con los diferentes talleres, promoción a la lectura con las tabletas, taller de fotografía, cine foro, hora del cuento con libros y tabletas, y cursos de redes sociales para adultos mayores.”

Por último, Collin David, estudiante del Liceo Pedagógico, expresó: “Estamos mejorando la biblioteca, me gusta leer porque el internet ya me aburre y aquí encontramos cosas interesantes”.

Diana Méndez, madre de familia indicó: “Es un aporte muy bonito y productivo, importante para los niños porque van aprender muchas cosas”.