Durante la ponencia en la que desglosó los puntos centrales de la reforma a la Ley 30, el funcionario nacional, exaltó la labor de la Universidad del Magdalena como organizador del XXVI Congreso Nacional de Estudiantes de Economía.


Una invitación al diálogo y la concertación, fue la que realizó el Viceministro de Educación Superior, Javier Botero Álvarez, a los opositores a la reforma de la Ley 30, durante su participación en el XXVI Congreso Nacional de Estudiantes de Economía liderado por la Universidad del Magdalena y que en su tercer día de actividades convocó a más de 900 asistentes de todo el país.

«Los espacios de discusión están y han estado abiertos, la Ministra invitó a los líderes más radicales a que discutamos y expongan sus propuestas, a que nos digan en qué creen que el proyecto es lesivo, ¿porqué es malo? Y el Gobierno considera que todavía hay tiempo para discutir cuales puntos pueden ser viables y cuales se pueden corregir o no. Es una invitación a que vengan a esa mesa que está abierta, hoy nos reunimos con 15 estudiantes, mañana lo haremos otra vez y esperamos que lleguen más estudiantes», afirmó el Viceministro Botero.

Acerca de las recientes protestas protagonizadas por los estudiantes de diferentes estudiantes del país, principalmente el paro de actividades realizadas por alumnos de la Universidad del Magdalena, el viceministro Botero Álvarez manifestó la posición del Gobierno Nacional en la que se reconoce el derecho a la protesta y a la libre expresión, pero no avaló los paros que según su apreciación violan el derecho al estudio de los alumnos que no participan en estos.

El Viceministro fue enfático al decir, que a la fecha no se han recibido propuestas concretas de los grupos radicales. «El problema es que ellos aseguran que no hablarán hasta que no se retire el proyecto, y es una posición que nosotros no podemos aceptar. En la calle plantean la gratuidad total, pues veamos qué tanto es posible, o si forzamos a que en las universidades haya esquemas de costos variables, que el estudiante que no tiene con qué pagar no pague», añadió.

El Viceministro de Educación Superior Javier Botero Álvarez, de igual forma, argumentó que en ningún aparte del proyecto se habla de privatización de la educación superior y que por el contrario con la reforma, lo que se garantiza son más recursos públicos para las instituciones públicas, basado en un crecimiento sostenido del tres por ciento.

«Para el 2012 son más o menos 70 mil millones de pesos y para el siguiente año son esos 70 mil, más el tres por ciento del total o sea más otros 80 mil millones de pesos, hasta llegar en diez años a Seis Billones de pesos para las instituciones públicas; además se deben incluir los subsidios de sostenimiento para estudiantes, de tasa de crédito educativo y el crédito beca, eso da un total de 11 billones de pesos en los diez años».

Durante la ponencia en la que explicó los puntos centrales de la reforma a la Ley 30, el Viceministro de Educación Superior, Javier Botero, exaltó la labor de la Universidad del Magdalena como organizador del XXVI Congreso Nacional de Estudiantes de Economía, y por ser una institución abierta para generar espacios académicos en los que se discuten temas de interés para todo el país.

«Es extraordinario que se generen estos espacios, porque podemos explicar de la mejor forma y además podemos escuchar los interrogantes, hoy me llevo más de 30 preguntas que esperamos resolver, porque como dice el rector de la Universidad Nacional, que todavía quedan muchos fantasmas en el aire», finalizó diciendo el funcionario nacional.