El c​oordinador residente y humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, visitó la comunidad de Altos de la Florida con el propósito de conocer la situación de la población y valorar el trabajo que adelantan conjuntamente el PNUD y ACNUR, en el marco del Programa Construyendo Soluciones Sostenibles.


Su recorrido inició con una entrevista en el centro de producción radial de Altos de la Florida que cuenta con el apoyo de Naciones Unidas y de la Universidad Uniminuto. Allí dos de los reporteros comunitarios, Mercedes Hernández y Alexander Torres, integrantes y líderes de la comunidad, fueron los encargados de plantear las preguntas a Hochschild. “La emisora comunitaria me parece una gran iniciativa y quiero felicitar a todos los que trabajan en ella, ya que el rol de la iniciativa es muy importante, no solo para comunicar, sino para ayudar a las transformaciones y nutrir el espíritu de las comunidades en la búsqueda de una vida más estable y segura”, les respondió el coordinador de la ONU.

Luego de un recorrido por las calles del sector, hizo un reconocimiento del Polifuncional, lugar donde se desarrolla el trabajo con los jóvenes del barrio y donde se reúnen para adelantar los talleres de formación, capacitación y acompañamiento sicosocial, además de aprender una labor específica como panadería, que contribuye a generar ingresos para ellos y sus familias. Producto de esta actividad, se evidencia el restablecimiento a la vida educativa, la reducción de la violencia intrafamiliar y la organización juvenil con miras a que sean ellos mismos quienes den sostenibilidad al proceso con otros jóvenes.

También conversó con algunos jóvenes que han sido beneficiarios del Programa conjunto. “Mi vida ha cambiado totalmente. Antes no tenía objetivos ahora, además de trabajar por otros jóvenes, quiero desarrollarme como artista”, explicó Angie Cholo, quién está vinculada hace cinco años a este proceso.

En el sector, el PNUD le ha facilitado capital semilla a aproximadamente 43 emprendimientos. Por ejemplo, Angie, junto con sus hermanos, se dedica a enseñar rap a jóvenes y niños y niñas del barrio para que ocupen su tiempo libre y no terminen vinculados a grupos ilegales. Esta idea se ha convertido en una oportunidad de ingresos a través de presentaciones artísticas.

Posteriormente y luego de conocer algunos de los productos generados a través de los proyectos productivos, el representante de la ONU se reunió con líderes y lideresas de la comunidad, algunos de los cuales llevan más de 15 años viviendo allí,y con representantes de instituciones gubernamentales y organizaciones sociales.

Los habitantes y beneficiarios del Programa Soluciones Sostenibles destacaron las capacitaciones para el fortalecimiento personal, el conocimiento de la exigencia de sus derechos, el establecimiento de proyectos productivos y los mismos emprendimientos, donde se destacan la elaboración de artículos tejidos, la tiendas y panaderías, las huertas caseras, la elaboración de chaquetas, uniformes y pijamas y hasta bicicleterías.

En esta reunión se presentó la situación del municipio en cuanto a la recepción de población en situación de desplazamiento por parte de Unidad de Atención a Víctimas y llamo la atención el número de personas que llegan a este Municipio: cada semana están llegando diez nuevas familias desplazadas, especialmente provenientes de la ciudad de Buenaventura.

De igual manera, la comunidad ilustró sobre la situación que genera la ausencia del servicio de acueducto y alcantarillado, la distribución del agua a través de carro tanque que resulta muy costoso para las familias, ya que la caneca tiene un costo casi equivalente al valor del servicio en el estrato seis de Bogotá.

En este contexto, se evidenciaron tres temas principales, en los que se viene trabajando desde el proyecto conjunto y que son prioridades para la comunidad: ellos son la legalización de los terrenos del barrio, el suministro del servicio de agua y temas de la seguridad. Y como un tema no menos relevante para las familias la generación de ingresos y futuros proyectos productivos.

Fuente: PNUD